Publicidad

Si navegas por Internet y los videos cargan en baja calidad, las descargas son muy lentas o una sola página demora una eternidad en cargarse. Quizás piensas que es tu dispositivo o empieces a sospechar de la señal WiFi.

Pero antes de que desconectes todo o reinicies tus dispositivos, puedes verificar la velocidad de tu conexión y compararla con el servicio contratado con su proveedor de Internet. Utiliza algunas de las siguientes dos herramientas:

Fast.com

Fast.com está alojado en un navegador, por lo que no tendrá que descargar ningún programa adicional, solo debe ingresar al domino a través de su computadora o dispositivo móvil y se ejecutará una prueba automáticamente.

Luego de la ejecución, te mostrará tu velocidad de descarga con una interfaz minimalista, pero si deseas más detalles podrá darle clic en Más información, donde aparecerán los datos de latencia y carga.

Speedtest

Este es uno de los servicios de prueba de velocidad de Internet más conocidos, está impulsado por Ookla y puede medir la respuesta de ping de tu conexión; además de las velocidades de descarga y carga desde un servidor remoto.

Solo debes acceder al sitio web y darle en el botón Inicio. Luego se ejecutará el análisis y arrojará los detalles completos de tu ping (latencia), descarga y carga.

Como recomendación, asegúrate que nadie en tu red doméstica esté realizando tareas que acaparen el ancho de banda, como descargar archivos o subir elementos a la nube.

La velocidad de Internet se mide en «megabits por segundo» o Mbps. Cada proveedor ofrece diferentes niveles de velocidad de Internet a distintas tarifas y la gran mayoría de usuarios todavía tienen conexiones asimétricas; donde la velocidad de subida es muy inferior a la de subida.