El huevo es uno de los alimentos más completos y uno de los más consumidos en el mundo. Contiene fosfolípidos, colina, sales minerales, vitaminas, proteínas y ácidos grasos esenciales que el cuerpo requiere y lo obtiene de la naturaleza.

Muchas personas se preguntan cómo conservar los huevos y cómo saber si estos están frescos antes de consumirlos.  A continuación, te aclaramos algunos mitos alrededor de este alimento nutritivo.

¿Se debe lavar los huevos antes de guardarlos en el refrigerador?

Falso.

Es aconsejable hacerlo inmediatamente antes de utilizarlos, limpiándolos con agua sobre la cáscara y secándolos. Si la cáscara está rota, evita su consumo.

¿Cómo saber si un huevo está fresco?

Existe un truquito el cual consiste en introducirlo dentro de un vaso de agua. Si se hunde quiere decir que está fresco. Por el contrario, si flota quiere decir que está en mal estado, por lo que no debes ni abrirlo.

¿La yema de huevo incrementa los niveles de colesterol en sangre?

Falso.

El huevo tiene ácidos grasos insaturados que por el contrario limpian las arterias.

¿Se puede comer huevo crudo?

No.

Los especialistas advierten que la salmonella es una bacteria que puede estar presente en la superficie del huevo, provocando diarreas. Por eso conviene cocinar el huevo a más de 60°c.

 

¿Los huevos de color son más nutritivos que los blancos?

Falso.

El color de los huevos no influye en su valor nutritivo ni en su calidad.  El color de la cáscara depende de la raza de la gallina. Si la gallina es marrón el huevo es rosado o pardo y si la gallina es blanca el huevo será blanco.

¿Cómo almacenar el huevo de forma adecuada?

Los huevos deben conservarse tal como se reciben y luego limpiarlos cuando se van a usar.  Además, en el refrigerador duran más y se deben colocar en su envase original y paraditos, ya que, si están echados, se malograrán más rápido.

¿Cuántos huevos puedo consumir?

Los nutricionistas recomiendan consumir un huevo al día, de preferencia comerlos cocidos o escalfados. Es de fácil digestión y lo puede comer un niño a partir de los 6 meses hasta los adultos mayores.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here