Publicidad

Milagros Rumiche Saavedra, la joven mujer que fue víctima de la violencia de parte de su expareja Carlos Feijoo, afirmó que apelará la sentencia dictada para Feijoo donde se establece 10 años de pena privativa de libertad y el pago de un monto de 20,000 soles como reparación civil por el delito de tentativa de parricidio.

Diez años no es nada, mi vida vale mucho más y ese hombre (Carlos Feijoo) intentó matarme y no es justo que le impongan esta pena. Deberían darle 15 o 20 años, vamos a apelar esta decisión y llegaremos hasta las últimas consecuencias por lo que me hizo”, acotó Milagros Rumiche.

Fiscalía apelará la condena dispuesta

Por su parte, el fiscal a cargo del caso, Belisario Martínez Burga, de la primera fiscalía penal corporativa de Tumbes, manifestó que, “tras la investigación y pericias correspondientes hemos logrado demostrar la intención de Carlos Feijoo de matar a Milagros Rumiche, llevándola a un lugar desolado como Playa Hermosa, todo ha sido acreditado en juicio con los órganos de prueba. Para la fiscalía existe Tentativa de feminicidio que establece una pena mínima de 15 años, sin embargo, se realizó una tipificación alternativa como tentativa de parricidio, pero hay que aclarar que como Ministerio Público hemos sustentado en todo momento la tentativa de feminicidio”. El fiscal Martínez Burga agregó que apelará este fallo.

Foto: Andina

“Una vez que se lea el íntegro de la sentencia programado para el 1 de setiembre, vamos a apelar para que sea analizada en instancias superiores y verificaremos si es proporcional la pena para apelar en todo caso por más años”, añadió.

Durante el proceso, la Fiscalía solicitó una pena de 14 años y 11 meses de prisión para Carlos Feijoo, así como una reparación civil de 50,000 soles, además de sustentar el caso por el delito de tentativa de feminicidio.

El fallo fue dictado por el Juzgado Colegiado Permanente Supraprovincial de la Corte Superior de Justicia de Tumbes.

El atentado contra Milagros Rumiche sucedió el 16 de julio de 2016, cuando su agresor, Carlos Feijoo la condujo con engaños al sector conocido como Playa Hermosa donde la atacó con patadas y golpes de puño hasta dejarla inconsciente.