Publicidad

El descenso de Defensor La Bocana, que se consumó este martes tras el triunfo de Ayacucho FC, era la crónica de una muerte anunciada. El equipo sechurano fue irregular toda la temporaday a falta de cuatro fechas para el término del campeonato, sólo ha conseguido 33 puntos de 120 posibles.

En Walac Noticias analizamos la campaña de La Bocana, y te mostramos las tres razones que explican el descenso del equipo más querido de Sechura.

  1. Mal manejo dirigencial: Desde que comenzó la temporada, los directivos de La Bocana hicieron mal las cosas. Formaron un equipo corto, con muchos jugadores de la Copa Perú 2015, y sus refuerzos tampoco aumentaron el nivel del equipo. Además, cambiaron de técnico dos veces en menos de un año, y no cumplieron con los pagos respectivos, por lo que el equipo se vio perjudicado con la pérdida de 4 puntos.
  2. Poco compromiso de jugadores: Durante el año, La Bocana hizo varias contrataciones. Sin embargo, los llamados a ser caudillos del equipo, no dieron la talla. Por ejemplo, los delanteros Roberto Jiménez y Wilmer Aguirre no llegaron ni a los diez goles, y el defensa Lampros Kontoggianis, uno de los jales estrellas, tuvo un paso fugaz por la institución. Además, durante la temporada, algunos jugadores fueron sacados por indisciplinas y falta de actitud para superar lesiones.
  3. Mala localía: Si hay un aspecto básico para un equipo recién ascendido, es ser un buen local, y La Bocana no lo fue. De 20 partidos jugados como local, el ‘Maretazo’ ganó 7, empató 6 y perdió 7, siendo el equipo que mas cayó en esa condición. Recordemos que La Bocana empezó el año jugando en Bernal, y luego se trasladó al Sesquicentenario de Sechura, donde tampoco le fue nada bien, pues durante toda la liguilla no ganó ningún partido en dicho predio. Peor aún, sus hinchas parecían no estar preparados para estar en Primera División, pues tiraron piedras en el partido ante Real Garcilaso, e hicieron que la ADFP sancione su estadio.