Un reciente estudio a cargo de un grupo de investigadores de la Universidad Tecnológica de Graz, Austria, determinó que las manzanas, una de las frutas más consumidas en el mundo, contienen hasta 100 millones de bacterias.

También puedes leer:

|“Chato”, agente canino que salta desde paracaídas para salvar vidas

|Virus mortal que inflama el cerebro humano es detectado en Florida

Según el estudio publicado en Frontiers in Microbiology, la mayor cantidad de bacterias se encuentran en el núcleo de las manzanas, por lo que las personas que se comen la manzana entera, además de fibra adicional, flavonoides y sabor, también están consumiendo 10 veces más bacterias por fruta que sus contrapartes que descartan el núcleo.

Publicidad

«Las bacterias, hongos y virus en nuestros alimentos colonizan transitoriamente nuestro intestino. Cocinar mata la mayoría de estos, por lo que las frutas y verduras crudas son fuentes particularmente importantes de microbios intestinales», refiere el autor principal del estudio, el profesor Gabriele Berg.

«Se cultivaron 83 millones de manzanas en 2018, y la producción continúa aumentando. Pero aunque estudios recientes han mapeado su contenido de hongos, se sabe menos acerca de las bacterias en las manzanas», agregó Berg.

Manzanas orgánicas

Los investigadores compararon las bacterias en las manzanas compradas en tiendas convencionales con las orgánicas. El tallo, la cáscara, la carne, las semillas y el cáliz (el trozo rezagado en el fondo donde solía estar la flor) se analizaron por separado.

En general, las manzanas orgánicas y convencionales estaban ocupadas por un número similar de bacterias. «Al reunir los promedios para cada componente de manzana, estimamos que una manzana típica de 240 g contiene aproximadamente 100 millones de bacterias», informa Berg.

«Las manzanas recién cosechadas y manejadas orgánicamente albergan una comunidad bacteriana significativamente más diversa, más uniforme y distinta, en comparación con las convencionales», explica Berg.

¿Esto es bueno?

La mayoría de las bacterias están en las semillas, por lo que si luego de consumir una manzana, usted descarta el núcleo con las semillas, su consumo se acerca a los 10 millones de bacterias. La pregunta es: ¿son estas bacterias buenas para usted?

Cuando se trata de la salud intestinal, la variedad es la clave para la salud, y en este sentido, las manzanas orgánicas parecen tener la ventaja. Y los grupos específicos de bacterias conocidos por su potencial daño a la salud encontrados, también pesaron a favor de las manzanas orgánicas.

«Se encontró Escherichia-Shigella , un grupo de bacterias que incluye patógenos conocidos, en la mayoría de las muestras de manzanas convencionales, pero ninguna en las manzanas orgánicas. Para los Lactobacilos, beneficiosos y de fama probiótica, sucedió lo contrario», revela el informe.

«La metilobacteria, conocida por mejorar la biosíntesis de los compuestos saborizantes, fue significativamente más abundante en las manzanas orgánicas, especialmente en las muestras de piel y carne, ya que en general tenían una microbiota más diversa que las semillas, el tallo o el cáliz».

Si bien es poco probable que el consumo de manzanas generen un riesgo importante para la salud, los datos demuestran que algunas de las bacterias que sí causan problemas intestinales fueron encontradas en el núcleo de las manzanas que no tienen un origen orgánico.

No te pierdas en Instagram:

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here