La implementación de más camas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), plantas de oxígeno y normas de bioseguridad deberán ser parte del nuevo plan sanitario contra una eventual tercera ola de la COVID-19. Así lo indicó la Federación Médica de Piura.

El presidente de la institución, Arnaldo Vite, manifestó que el sistema de salud regional necesita implementar un 30% de más camas para pacientes críticos. Las mismas que serían adicionales a las 120 que ya se cuentan en toda la región.

Así como la instalación de plantas de oxígeno en cada uno de los hospitales que operan en cada provincia, y la distribución de concentradores de oxígeno para los establecimientos más alejados de la ciudad y de menor capacidad.

“No podemos seguir viviendo con una lista de espera para pacientes UCI. Si tuviéramos un 30% de más camas alcanzaría para aquellas personas que hoy se encuentran con deficiencias respiratorias en sala de un hospital. Los concentradores de oxígeno ayudarían mucho en los centros de atención pequeños”, sostuvo Vite, a La República.

Imagen referencial.
Foto: Ivan Orbegoso/ Diario La Industria.

Trabajo conjunto

El dirigente en salud refirió que se debe trabajar con asociaciones vecinales, club de madres, rondas campesinas y demás grupos de trabajo para iniciar una labor de seguimiento de contagios, que permita intervenciones sanitarias en zonas focalizadas.

“Para enfrentar lo queda de la pandemia se va a tener que respetar con mayor rigurosidad las normas de bioseguridad. También habrá que hacer un seguimiento de casos, para evitar la propagación”, enfatizó.

La Dirección Regional de Salud (Diresa) informó que al 22 de mayo de 2021, Piura reportó 111.226 casos de COVID-19 en toda la región, y 4.449 defunciones por el mismo mal.

Síguenos en Youtube: