Publicidad

Derramar una copa de vino sobre una camisa recién puesta o salpicarnos el pantalón con salsa de tomate son algunas de las escenas habituales de cualquier hogar. Para salvar la situación sin entrar en pánico, te presentamos seis trucos geniales para eliminar manchas difíciles. ¿Tienes papel y lápiz? ¡Toma nota!

1. Manchas de vino

La fórmula mágica para luchar contra tan desagradable eventualidad es aplicar un poco de vinagre sobre la prenda y dejar que actúe durante un cuarto de hora. A continuación, coloca una pizca de bicarbonato en la zona y frota con un cepillo suave. El siguiente paso será meter tu camisa a la lavadora. No dejes que la mancha se seque, lava a mano tu prenda.

2. Manchas en la alfombra

Las alfombras son un elemento habitual en el diseño y la decoración de interiores, pero ¿qué pasa si se mancha? Para conseguir limpiar una de esas incómodas manchas de tu alfombra aplica una mezcla a base de vinagre, detergente y agua con un paño suave. Después elimina los restos con agua y adiós a las imperfecciones de tu alfombra.

3. Adiós a las manchas de café

¿Eres de los que no puede empezar el día sin tomar una deliciosa taza de café?  Un buen truco para eliminar manchas de café, una vez más, el bicarbonato y el vinagre. Este último habrás de aplicarlo sobre la mancha con un paño y, posteriormente, repetir la estrategia de la pizca de bicarbonato y un suave frotado de la superficie en cuestión. 

4. Chicles

¿Quién no ha tenido que sufrir los efectos de un chicle pegado en alguna parte de su ropa o calzado? Entre los trucos geniales que puedes aplicar para acabar con una mancha de chicle te recomendamos usar hielo.

Una vez que el frío haga que se endurezca, podrás retirar el chicle de cualquier superficie, ya sea una prenda o una alfombra. La alternativa con calor es que coloques papel de horno sobre la mancha y pases la plancha por encima. La temperatura hará que el chicle se adhiera al papel y podrás meter tu ropa a la lavadora para devolverle un aspecto perfecto.

5. Salsa de tomate

La salsa de tomate es una de las responsables de mil y un accidentes caseros relacionados con las manchas. Un truco genial para limpiar una mancha de tomate es aplicar sobre la misma una mezcla a base de detergente y agua oxigenada. En este caso, habrás de emplear un pulverizador. Déjalo actuar unos diez o quince minutos aproximadamente y seca la superficie con un paño. ¿Sorprendido?

6. Aceite

Las manchas de aceite son tan frecuentes como difíciles de eliminar si no actuamos con rapidez. Coloca el papel en la parte posterior de la mancha para evitar que traspase al otro lado de la ropa y retira el aceite con el mismo papel. Aplica el bicarbonato (o sal) sobre la mancha y deja actuar una media hora. Una vez transcurrido el tiempo retira el bicarbonato y aplica detergente frotando suavemente la superficie. Repite la operación con el limón y cuando termines, lava la prenda.

Síguenos en TikTok:

@walacnoticias

Este es el panorama del mercado de PIURA tras el intenso incendio ocurrido la noche de este jueves 28 de abril. #mercadodePiura #Piura #Incendio #walacnoticias

♬ sonido original – Walac Noticias