Venden trabajos manuales para apoyar a sus familias. Foto: El Comercio.
Publicidad

Los internos de 11 penales del norte del país participaron de una feria artesanal, que se realizó en la ciudad de Cajamarca, con la exhibición de productos elaborados por ellos mismos.

Esta actividad busca que los presos logren reinsertarse a la sociedad con la producción y venta de diferentes artículos, cuyas ganancias son entregadas a sus familias por parte de los trabajadores del Instituto Nacional Penitenciario (INPE).

Al respecto, el director del INPE-Norte, Juan Herrera Chávez; expresó su confianza en que la feria capte la atención de la ciudadanía para que compre los trabajos de los internos de los penales de Sullana, Tumbes, Cajamarca, Jaén, Trujillo, Piura, entre otros.

Billeteras, espejos, sandalias, peluches, carteras hasta mecedoras fueron los productos que llamaron la atención de los asistentes, quienes no dudaron en preguntar por los precios.