Publicidad

Quemarse por agua caliente es la más común de las quemaduras caseras y a lo primero que recurre la víctima es aplicarse pasta dental o tomate, craso error; dicha acción podría infectar la herida.

La Dra. Mary Malca Villa, fundadora de Aniquem, informó que colocar pasta dental o tomate en zonas quemadas podría contaminar la herida. «En lugar de tener una herida limpia podrías tener una herida contaminada que se profundiza y se agrava», señaló.

Lo más recomendable es echar agua fría sobre la zona afectada. El dolor calmará y el enrojecimiento pasa rápido. Además, debemos colocar al paciente bajo la ducha, en el caño si es el brazo o pierna, o en un balde con agua.

Luego trasladar al herido al centro de salud envolviendo con una manta húmeda la parte afectada. Esa es la forma de brindar primeros auxilios.

¿Qué hacer si tu ropa se prende fuego?

1- Párate, no corras. El viento aviva el fuego.

2.-Tírate al piso

3.- Cúbrete el rostro y rueda.

Las quemaduras más frecuentes son caseras y se dan en la cocina. 

Si la olla o sartén se prende, lo que debe hacer es tapar estos objetos y el fuego se apagará. Las consecuencias de estos accidentes pueden minimizarse con prevención.

Hay que alejar a los niños de la cocina y bajar la palanca del gas si no utilizamos la cocina. Hay que colocar los mango de la sartén hacia adentro.

Las quemaduras son marcas que nos recordarán toda la vida. Prevención ante todo.

Fuente: Andina

En Twitter: