Publicidad

El médico cirujano cardiovascular, Robert Lozano, explicó en el programa Médico en Casa que el pie diabético son lesiones que se producen por debajo del tobillo en pacientes con diabetes. Añadió que esta patología se caracteriza por presentar alteraciones en los nervios periféricos, es decir, se pierde la sensibilidad.

“Otro punto a destacar es que el pie diabético tiene complicaciones vasculares, la sangre no circula por las arterias y se tienden a infectar las heridas. Muchas personas minimizan las lesiones que se pueden presentar en el pie, pero la verdad es que la diabetes también afecta a otros órganos sino se controla”, señaló.

Lozano apuntó que, en el mundo, cada 20 segundos se amputa un pie motivo de la diabetes. En ese sentido, especificó cuando, junto con el pie diabético, aparecen problemas de circulación, hay un riesgo alto de que se derive en una amputación del miembro.

Lozano recomendó a las personas diabéticas utilizar cansado cómodo que evite fricciones

La mortalidad del pie diabético es igual a la de una enfermedad neoplásica como el cáncer de mama. Sin embargo, enfermedades como el cáncer no dan chance a comparación con la diabetes que sí es bien tratada se puede controlar. Un paciente con su diabetes controlada puede tener una calidad de vida igual o mejor que una persona sana”, enfatizó.

Tratamiento

El especialista mencionó que un equipo multidisciplinar debe atender a una persona que padece pie diabético. Lozano explicó que esto se debe a que el paciente debe tener un “buen control metabólico”, dicho trabajo les corresponde a los endocrinólogos.

Asimismo, sostuvo que, para casos de obstrucción en las arterias, los médicos tienen diferentes técnicas para que la sangre siga fluyendo.

“Los médicos deben intervenir a tiempo para recuperar la pierna. Por ello tenemos el by-pass, si tengo una arteria obstruida, puenteo el bloqueo y hago que la sangre siga fluyendo. Otra opción son las técnicas endovasculares. Las cuales consisten en dilatar la arteria para que se abra y pueda pasar la sangre”, explicó.

Piura es la segunda región con mayor prevalencia de diabetes del país

El galeno detalló que con ambas intervenciones se procura que la sangre siga fluyendo y de esta forma no amputar el pie.

“Amputar el pie no soluciona nada, es el procedimiento que los médicos deben evitar. La amputación, salvo que la pierna del paciente afecte o comprometa la vida del paciente, no se debe practicar”, subrayó.

Recomendaciones

En primer lugar, Lozano exhortó a las personas diabéticas a acudir a sus controles y cumplir con el tratamiento para mantener la enfermedad controlada. En caso de presentar heridas que no cicatriza, señaló que las personas deben ir su médico de confianza lo más pronto posible para descartar obstrucciones en las arterias.

Por otro lado, sugirió a los pacientes no realizarse lesiones en el pie por más pequeñas que sean, por ello recomendó acudir a un podólogo para que haga una limpieza profesional. Asimismo, recomendó usar un calzado cómodo que no genere fricciones.

Mira la entrevista completa en YouTube