Un gran sorpresa se llevó la familia de Serena Nizama Martínez, a quien pretendían exhumar de su tumba en el cementerio Jardines Celestiales, en el distrito de Veintiséis de Octubre. Sin embargo, en vez de su cadáver encontraron el de un hombre no identificado.

Los indignados familiares indicaron que Nizama Martínez murió en la etapa más crítica de la pandemia por COVID-19, cuando las autoridades sanitarias no permitían a las personas dar cristiana sepultura a sus seres queridos.

El hijo de Serena, Carlos More, indicó a un medio local que al desenterrar el cuerpo de su progenitora, el miércoles 26 de abril, para trasladarla a otro cementerio, no lo encontraron. 

“La familia realizó los trámites ante la Dirección Regional de Salud de Piura, el pago y la publicación para exhumar los restos de mi madrecita para llevarla a la ciudad de Catacaos para sepultarla junto a los seres queridos, pero no encontramos su cadáver”, manifestó Carlos More.

Además, añadió que, en el nicho, se halló el cuerpo de un hombre, sin cabello, de una estatura aproximada de 1.75 m, es decir, alguien totalmente diferente.

“Encontramos el cadáver de sexo masculino. Mi madre medía 1.50 metros y usaba vestidos. Al abrir el cajón, nos llevamos la sorpresa de encontrar los restos de un hombre de aproximadamente 1.75 metros de estatura. También había unas zapatillas de talla grande. Cuando mi mamá ingresó al hospital tenía puesto un vestido y usaba sandalias”, afirmó More.

Por su parte, la nuera de Serena Nizama, Nancy Torres, expresó que esperan la respuesta de la administración del cementerio Jardines Celestiales. Incluso evalúan interponer una denuncia. 

Síguenos en TikTok:

@walacnoticias

En el distrito de Jililí, en la provincia de #Ayabaca cerca de 20 familias perdieron sus viviendas tras la fuerte #precipitación de este miércoles 26 de abril. #walacnoticias #peru #piura #fyp #noticias

♬ sonido original – Walac Noticias