Publicidad

En más de 17, 000 viviendas se realizó el control larvario este fin de semana, gracias a la participación de soldados del Ejército del Perú y voluntarios, previamente capacitados por especialistas del Ministerio de Salud (Minsa).

La jornada se desarrolló el sábado y domingo en Piura, Castilla y Veintiséis de Octubre, con el objetivo de combatir al zancudo Aedes aegypti, transmisor de dengue.

El personal del Ejército fue el principal soporte de la campaña «Mi casa sin zancudo», impulsada por el Minsa en coordinación con la Dirección Regional de Salud de Piura (Diresa).

Los militares fueron casa por casa inspeccionando si en ellas había potenciales criaderos del zancudo -recipientes con agua u objetos inservibles con agua acumulada- para colocar en ellos, con una cucharita especial, una medida específica de larvicida.

«El agua ‘tratada’ puede ser consumida sin problemas por el ser humano. El larvicida solo elimina a las larvas del zancudo», explicaban los soldados a las familias que cívicamente les permitían ingresar a sus viviendas.

La  acción se centró en las zonas circundantes a los centros de salud Los Algarrobos, en Piura y Veintiséis de Octubre; y Chiclayito, en Castilla. A estos puntos se desplegaron más de 1,000 soldados y 115 voluntarios, entre estudiantes y servidores de salud, quienes, además de hacer control larvario, informaban a los vecinos sobre los riesgos y síntomas del dengue, les entregaban material instructivo, les dejaban las tapas “elastizadas”, para cubrir los recipientes, y les repartían repelentes.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí