Unicef, en coordinación con las instituciones de protección de las niñas, niños y adolescentes, dio a conocer la ruta de atención para casos de violencia, instalados en albergues y distritos afectados por el FEN.

La Mesa Técnica de Protección indicó que las familias afectadas por el FEN cuentan desde ahora con rutas de atención para acceder a una mejor y rápida respuesta en caso de presentarse situaciones de violencia. Asimismo, señaló que están trabajando en los albergues ubicados en el kilómetro 980 y 975 de la carretera Panamericana y con aquellas familias que se han quedado en sus zonas de origen.

Los primeros operadores encargados de atender y activar la ruta desatención para casos de violencia serán la Línea 100, la Policía de Familia y la DEMUNA.  En los casos de violencia familiar, violencia sexual, desprotección familiar y de salud mental, las víctimas o testigos se deben comunicar a la línea 100, donde serán atendidos por personal capacitado del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP). Ellos identifican el caso y lo derivan al Centro de Emergencia Mujer (CEM) de Piura o a los CEM itinerantes que se encuentran en la zona de San Pablo, Santa Rosa y Tambogrande.

La Ruta señala que las víctimas o sus familias pueden comunicarse también con la comisaria de familia o las DEMUNAS. De allí se derivarán los casos a los establecimientos más cercanos de acuerdo a
su jurisdicción.

La Mesa de Protección, integrada por instituciones que representan al Estado, Agencias de Naciones Unidas y ONG internacionales, afirmó que está trabajando de manera articulada para que en los albergues donde se encuentran los damnificados por las lluvias e inundaciones del Fenómeno de El Niño Costero cuenten con información para saber qué hacer si ellos, sus familias o conocidos son víctimas de cualquier tipo de violencia.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here