Una Zona Reservada del Mar Tropical incentiva la investigación científica

Si el presidente Ollanta Humala no firma el decreto supremo que aprueba el proyecto, las especies marinas que viven dentro de las 5 millas seguirán en peligro debido a la pesca de arrastre.

El Ñuro, donde se puede ir a visitar a las tortugas marinas, pertenecería a la Zona Reservada. Foto: El Regional Piura
Publicidad

Queda solo un mes para que el presidente Ollanta Humala culmine su gobierno y los pescadores siguen insistiendo para que firme el Decreto Supremo que autoriza reservar 116 mil hectáreas como la Zona Reservada del Mar Pacífico Tropical. Rudy Valdivia, representante del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Sernanp), afirmó que la creación de este lugar atraería inversión para la investigación científica.

Las especies marinas no solo estarían protegidas, también habría oportunidad para investigarlas, saber qué hay en el mar y conservar su hábitat. Tener una Zona Reservada ayudaría a que la legislación ambiental peruana se aplique de la mejor forma, porque se sancionaría drásticamente la pesca de arrastre dentro de las cinco millas.

Para Rudy Valdivia existen los argumentos suficientes para autorizar la Zona Reservada como un espacio de sostenibilidad marina, pero aquello debe ocurrir antes de que termine el gobierno de Humala, de lo contrario tendrían insistir con el presidente electo Pedro Pablo Kuczynski para hacer realidad el proyecto.

Los arrecifes de Punta Sal, Máncora, El Ñuro y la Isla Foca son lugares que podrían ser reservados si se firma el Decreto Supremo.

Los pescadores de Piura y Tumbes se han unido para proteger las 5 millas marinas.
Los pescadores de Piura y Tumbes se han unido para proteger las 5 millas marinas.