Una parte de la playa ha sido equipada para personas con discapacidad. Foto: CNN.
Publicidad

El papa Francisco canceló la renta por un año de la playa privada “La Madonnina” (ubicada cerca de Roma), para la organización benéfica Opera D’Amore, que ayuda a las personas con discapacidad a disfrutar del mar.

Una parte de esta playa ha sido equipada con pasarelas, rampas y vehículos acuáticos para proporcionar acceso a las personas en silla de ruedas y aquellos con otros problemas de movilidad.

Monseñor Konrad Krajewski, capellán papal, fue quien reveló a la CNN, la buena acción realizada por Francisco.

El programa está dirigido por voluntarios, incluyendo personal médico y ayudantes de la Federación Italiana de Natación Paralímpica.