Publicidad

Cuando una persona contrata un servicio de telecomunicaciones y no se encuentra conforme con el servicio recibido, tiene derecho a presentar un reclamo ante la empresa operadora y que esta responda en un plazo determinado, precisó el Organismo Supervisor de Inversión Privada en Telecomunicaciones (OSIPTEL).

El jefe de la Oficina Regional del OSIPTEL en Piura, Cristhian Dediós, explicó que existen diferentes tipos de reclamos y cada uno tiene un periodo de respuesta.

En primer lugar, están los reclamos por calidad e idoneidad en la prestación del servicio; suspensión, corte o baja injustificada y por falta de entrega del recibo o de la facturación detallada solicitada por el usuario. En este caso, la compañía telefónica tiene un plazo máximo de respuesta de tres días hábiles, partiendo desde el día siguiente que el cliente presentó su reclamo.

Asimismo, están los reclamos por facturación (montos menores a S/ 23), tarjetas de pago (problemas con recargas, descuentos indebidos de los saldos), instalación o activación del servicio, traslado del servicio, cuyo plazo de atención es de 15 días hábiles.

Finalmente, si el cliente tiene un reclamo por facturación (montos mayores a S/ 23), cobro del servicio, incumplimiento de ofertas y promociones, baja o desactivación del servicio, contratación no solicitada o incumplimiento de contrato, la operadora tiene un plazo máximo de atención de 20 días hábiles.

Cabe señalar que los usuarios de las empresas operadoras pueden presentar sus reclamos presencialmente o por medio de la página web, aplicativo o los canales telefónicos de las compañías, las cuales están obligadas a brindar un código de reclamo para que el cliente pueda hacer el seguimiento de su trámite.

Es importante precisar que el cliente será notificado sobre su resolución de reclamo en el plazo de cinco días, ya sea en su domicilio o a través de su correo electrónico, en caso lo autorice.

Para cualquier consulta, los usuarios de Piura pueden comunicarse al correo electrónico [email protected] o llamar a los teléfonos 940 722 559, 940 722 572 o 968 012 680.