Proeza médica. Médicos del hospital Santa Rosa operaron exitosamente a un neonato  prematuro de 35 semanas diagnosticado con obstrucción intestinal. El bebé nació pesando 2 kilogramos. Así lo dio a conocer Edwin Chinguel Pasache, director del mencionado nosocomio.

Loable labor

El pequeño ingresó al hospital Santa Rosa tras ser referido de una clínica particular; ya que presentaba una distensión abdominal, vómitos biliosos y ausencia de deposiciones desde el nacimiento.

Posteriormente, los cirujanos pediatras, Juan Asedo y Guido Burga evaluaron el caso. Tras uno exámenes, dieron con el diagnóstico que el neonato tenía una obstrucción intestinal por atresia intestinal.

“Al bebé lo operamos de emergencia, ya que se le encontró una atresia yeyunal proximal a 10 cm del ángulo de treitz (afección de la primera parte del intestino que no se ha desarrollado completamente). Se le realizó una cirugía de tapering de estoma proximal y anastomosis termino terminal”, explicó el cirujano Juan Alberto Asedo Córdova.

Actualmente el pequeño viene recuperándose en la Unidad de Cuidados Intermedios del hospital, tolerando la vía oral y realizando deposiciones. Asimismo, se espera su pronta alta médica.

Dato

Cabe destacar que, gracias al trabajo conjunto del equipo de anestesiología y neonatología, cada vez son más los niños recuperados que nacen con malformaciones congénitas, mismos que son operados con resultados exitosos.

Síguenos en YouTube:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here