Publicidad

Si desde la infancia no se fomenta una buena alimentación, los niños pueden desarrollar sobrepeso y obesidad tener más probabilidades de padecer diabetes y enfermedades cardiovasculares en el futuro. Así lo advirtió Claudia Díaz, nutricionista del Programa Nacional “A Comer Pescado” del Ministerio de la Producción.

Puedes ver:

|La solución: cómo acabar con los parásitos de las fresas

|Descubre porqué es dañino tomar agua del caño

Asimismo, la experta señaló que en la actualidad la obesidad infantil es uno de los problemas de salud más graves. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), esta enfermedad afecta a más de 41 millones de niños menores de cinco años. Preciso que es por esto que las familias incluyan en la dieta pescado, frutas, verduras, menestras y cereales.

Señaló que el pescado es un alimento que contiene proteínas, vitaminas, minerales y omega 3, este últimocontribuye al desarrollo cerebral de los niños. “Esta grasa esencial ayuda a mejorar la memoria, la concentración, el estado de ánimo, la visión y el rendimiento escolar”, agregó Díaz. Asimismo detalló que este elemento está en mayor cantidad en la caballa, el jurel, el bonito y la anchoveta.

Un aspecto muy importante es reducir el consumo de grasas saturadas y azúcar, como los snacks, los jugos procesados y las bebidas industrializadas. “Se sabe que los primeros años de vida son vitales para el buen desarrollo del niño en el futuro porque es en esta etapa donde se forman los hábitos de alimentación”, indicó la Díaz.

Además de una alimentación saludable, es necesario motivar a los pequeños de casa a realizar alguna actividad física. La OMS recomienda, por lo menos, 60 minutos diarios, que puede ser desde manejar bicicleta, practicar algún deporte que implique movimiento y ayudar en las labores domésticas de manera moderada.

Puedes ver en Twitter:

En Instagram:

https://www.instagram.com/p/BoPDuAJHVj4/?utm_source=ig_web_copy_link