Publicidad

El gobierno de Nicaragua y sus opositores acordaron en el diálogo dos días de tregua con un cese de la represión a protestas ciudadanas, que han desatado una crisis política y social con 63 muertos, informó una fuente eclesial.

El gobierno se comprometió a retirar de las calles a las tropas «antimotines, grupos de choque y simpatizantes, precisa un comunicado de la Conferencia Episcopal emitido tras nueve horas de reunión entre las partes.
Las pláticas se desarrollaron a puertas cerradas y sin acceso a los medios de comunicación en el seminario de Nuestra Señora de Fátima, entre representantes del gobierno con estudiantes, empresarios y sociedad civil.
La tregua alcanzada en el diálogo es coincidente con la visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que instó al gobierno a cesar de inmediato la represión a los manifestantes.
En tanto, los opositores que mantienen una protesta con bloqueo de vías, deberán «aunar esfuerzos para propiciar las mejores condiciones para el diálogo y normalizar el tráfico», precisa el comunicado.
No obstante quedó consignado en el documento la «necesidad imperiosa de respetar el derecho de reunión, manifestación y protesta cívica».
Delegados de CIDH asistieron a las pláticas en el primer día de su visita.
La comisión mediadora de la iglesia católica agradeció las gestiones de la CIDH, para investigar las muertes durante las protestas y «la adopción de medidas cautelares urgentes» para estudiantes y población que se manifiesta.
No te pierdas:
https://walac.pe/sunafil-orienta-sobre-discriminacion-laboral-en-15-regiones/