En Estados Unidos, una mujer perdió sus extremidades luego un contacto cercano con su perro. Se trata de Marie Trainer quien, 10 días después de que su perro lamiese una herida suya, sufrió la amputación de ambas manos y piernas.

Te puede interesar:

|Taller de violín desde este lunes en Casa Activa

|Centros comerciales y colegios deberán instalar cámaras

Según se informó, la mujer tenía una gangrena provocada por la bacteria Capnocytophaga canimorsus, la cual se encuentra en los perros y los gatos.

Los médicos del hospital Aultman en Canton, Ohio, revelaron que Trainer estaba desarrollando sepsis. Sus extremidades comenzaron a ponerse necróticas. Los nuevos síntomas aparecieron muy rápidamente, por lo cual la pusieron en un coma inducido.

El equipo trató de salvar sus extremidades, pero el daño causado por la enfermedad era irreversible. Para salvarla, tuvieron que amputarle las piernas desde la rodilla hacia abajo y luego las manos.

La bacteria de los perros y los gatos

Capnocytophaga canimorsus es una bacteria que se desarrolla en la boca de nuestras mascotas. Se estima que al menos un 74% de perros son portadores de ese microorganismo, pero nunca se enferman.

A pesar de que los gatos también pueden ser los anfitriones, es poco probable que transmitan la enfermedad a una persona.

Contacto con las personas

Cuando jugamos con nuestros perros, la infección puede llegar en el organismo a través de heridas o membranas mucosas en los ojos, la boca o la nariz. Por eso es mejor evitar el contacto directo con la saliva del animal y lavarse las manos después.

Los síntomas típicos del contagio son la fiebre, las ampollas, el dolor muscular y el vómito.


No te pierdas esto en Instagram: 

En Twitter: 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here