MTC entrega estructura para nuevo puente modular en Canchaque

Publicidad

El Ministerio de Transportes y Comunicaciones

Más de 4200 peruanos de 26 centros poblados se beneficiarán con la importante donación de esta infraestructura. Así, se procederá con la instalación de este puente modular de 53 metros de longitud, que reemplazará a la anterior estructura afectada por el deslizamiento de tierras, ocurrido el pasado 17 de marzo.

Tras el fenómeno natural, ocurrido en la zona conocida como quebrada Pusmalca (Canchaque), se habilitó el tránsito de forma temporal hasta la instalación del puente.

Comercio

La zona es productora de café, plátano, naranja, maíz y caña de azúcar. El 60% de estos alimentos se destina a la comercialización, el 25% al autoconsumo y el 15% se reinvierte en la agricultura. Las ciudades de Piura y Chiclayo son los destinos finales de estos productos.

“Con la entrega de esta estructura miles de peruanos de Canchaque van a poder trasladarse en condiciones seguras y sacar sus productos a los mercados. Además, contarán con una estructura sólida que podrá resistir los cambios de caudal del río y ya no seguirán sometidos a posibles desastres en época de lluvias”, manifestó Carlos Revilla, director ejecutivo de Provias Descentralizado, del MTC.

Las piezas metálicas del puente Chorro Blanco Bajo, que pesan 96 toneladas, fueron embarcadas en cinco semi trailers; desde el almacén de PVD, en Paita. La instalación estará a cargo del Gobierno Regional de Piura.

Ayuda para Canchaque

60 familias del caserío Huarapo (Canchaque) fueron beneficiadas con más de 1 tonelada de productos de primera necesidad, tras resultar afectados por el deslizamiento de tierras que se registró en dicho distrito huancabambino, el pasado 17 de marzo.

Esta ayuda humanitaria fue entregada por la Fundación Don Bosco de los hermanos Salesianos, mediante la gestión de los piuranos Bryan Trelles y Daniela Acuña. Además, en colaboración con la empresa de transporte Secore y en coordinación con el Subprefecto Edgar Salazar Ramírez.

Cabe señalar que la población del caserío Huarapos, ubicado a casi 1 hora y media de Canchaque, quedó aislado debido al deslizamiento de tierras registrado en dicho distrito. Ante ello, se procedió a enviar esta importante ayuda de la Fundación Don Bosco; además de la donación de ropa que fue recolectada por el Hotel Luna Nueva de Colán.

Otras campañas

Según Bryan Trelles, uno de los gestores de esta campaña solidaria, esta es la tercera donación que se realiza en el distrito de Canchaque. En la primera, se logró recolectar 1 tonelada y media de productos de primera necesidad, que fueron destinados al caserío Agua Blanca; mientras que en la segunda donación se entregó media tonelada a pobladores de Chorro Blanco y Potreros. 

«Recolectamos más de dos toneladas de productos, entre productos de primera necesidad, frazadas, ropa, de todo. Además, se recolectó dinero, con el que compramos agua y otros productos. Se llevó más de dos toneladas de ayuda, que fue distribuida en las dos entregas: Agua Blanca y Chorro Blanco-Potreros. Fue un éxito, eso se logró solo en 3 días»; indicó Bryan Trelles.