Publicidad

Al menos 1,200 venezolanos abandonaron Brasil en las últimas horas después de los actos violentos registrados el último sábado contra campamentos de refugiados de ese país en la localidad fronteriza de Pacaraima, confirmaron fuentes del Ejército brasileño.

Los habitantes de Pacaraima, en el empobrecido estado brasileño de Roraima al norte de Brasil, protestaron contra la presencia de migrantes venezolanos en la ciudad, los expulsaron de las tiendas de campaña donde dormían y quemaron sus objetos personales.

Pacaraima, con una población de unas 12,000 personas, se ha convertido en el último año y medio en la principal puerta de entrada de los venezolanos que huyen de la crisis política, económica y social que atraviesa su país y que deciden rehacer sus vidas en Brasil.

Venezolanos abandonan Brasil

Fuentes de la Operación Acogida, que atiende a los migrantes de la nación caribeña que llegan a Brasil, confirmaron que hasta el momento 1,200 venezolanos han decidido volver a su país por cuestiones de seguridad.

Las violentas protestas surgieron a partir de la agresión a un comerciante local a manos supuestamente de un grupo de venezolanos, que, al parecer, intentaron asaltarlo cuando estaba en su casa con su familia, de acuerdo con el Gobierno de Roraima.

El presidente brasileño, Michel Temer, se reunió este domingo con varios de sus ministros, entre ellos el de Defensa, general Joaquim Silva e Luna, y el de Seguridad, Raul Jungmann, para tratar el asunto. El Ministerio de Seguridad informó que enviará un efectivo extra de la Fuerza Nacional a Pacaraima con previsión de que llegue este lunes.

Crisis regional

La puesta en marcha del programa de Maduro coincide con graves tensiones migratorias por el masivo éxodo de venezolanos. Naciones Unidas estima que 2,3 millones de personas han migrado para huir de la crisis.

Brasil enviará tropas a su frontera después de que residentes de la ciudad limítrofe de Pacaraima quemaran el sábado campamentos de inmigrantes venezolanos, que han llegado en masa en el último año.

Venezuela exigió «protección» a sus ciudadanos.

Por su parte, Ecuador comenzó el sábado a bloquear el paso de venezolanos en sus fronteras exigiéndoles pasaporte en lugar de la cédula de identidad.

Perú adoptó una medida similar, por lo que Colombia teme que miles queden varados en su territorio.

Ante el aumento de las tensiones, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, pidió «mantener las puertas abiertas al pueblo de Venezuela, víctima de la peor crisis humanitaria que el continente ha visto».

No te pierdas:

Paita | Rectificación de partidas de nacimiento en un solo día y gratis