La violencia en el Perú se ciñe contra las mujeres. En lo que va del año, en nuestro país 117 mil 414 casos de violencia contra la mujer, según el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables. De ellos, 64.000 corresponden a violencia psicológica, más de 53.000 a agresión física, 18.000 de índole sexual y 534 a lo económico.

En Piura la situación no es alentadora. El Ministerio Público registró 13,588 casos de violencia contra la mujer y los integrantes del grupo familiar. Además, en la región se han producido 5 feminicidios y 3 tentativas de asesinato contra mujeres, conforme a información de la Defensoría del Pueblo.

Frente a este escenario, la Sociedad de Beneficencia de Piura administra un Centro de Asistencia Residencial o también conocido como Casa Refugio. Este lugar, sirve para albergar temporalmente a mujeres y niños víctimas de violencia familiar.

En Piura la Defensoría advierte que se han reportado 167 de mujeres y menores desaparecidos

“Durante el año la Casa ha albergado a 24 mujeres y menores de edad y en actualmente está ocupada por 5 personas. Es importante aclarar, que no todas las personas pueden entrar a este lugar, sino que se necesita de un mandato judicial. Es decir, el Poder Judicial o Ministerio Público ordena que la persona debe ser albergada en el Centro de Asistencia”, explicó Miguel Godos, director de la Beneficencia de Piura.

Godos señaló que las mujeres y niños recibidos en la Casa Refugio reciben atención psicológica y asistencia médica, alimentación, protección y atención multidisciplinaria. En ese sentido, señaló que los gastos para que los Centros de Asistencia sigan funcionando los asume la Beneficencia. Aunque destacó que el programa Qali Warma dona alimentos para la elaboración diaria de comida.

“En el año 2019 la Casa se refaccionó totalmente la casa. Se reacondicionó los ambientes, se mejoró los cuartos y colchones para que la estancia de las personas sea más agradable. Además, se reforzó la seguridad del lugar”, acotó.

Piura, Talara y Sullana son las provincias de nuestra región que más casos de violencia contra la mujeres se reportan

La pandemia

Durante marzo y junio del 2020, el Ejecutivo decretó el confinamiento estricto de toda la población para mitigar los casos de contagios por COVID-19. No obstante, Godos afirmó que la Casa Refugio siguió funcionando y brindando servicios a las mujeres y niños que acoge.

“El Centro de Asistencia se mantuvo indemne, siguió funcionando, pero tuvimos que extremar las medidas sanitarias. Todo el personal pasa por revisión médica integral para evitar los contagios, sin embargo, sí hubieron contagiados. Otra medida que se tomo fue que las raciones de comida que llegaran a la Casa tienen que ser crudos para se preparen allí, ya no se reciben alimentos preparados. Hasta ahora se mantienen esas disposiciones”, precisó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here