Publicidad

Durante el segundo gobierno de Alan Garcia, antes de que el kerosene sea sustituido por el gas natural, en un humilde hogar de la región Piura, los gritos de una madre de familia se desvanecían en cuatro paredes de triplay. Nadie escuchaba los correazos que le lanzaba su esposo, a excepción de su hijo, quien después de presenciar años de abuso, roció con el ahora prohibido combustible a su padre y le prendió fuego. Historias como esta, recoge la novela “Siniestro amor de familia”, escrita por Jennifer Raa, una docente del Bajo Piura que conquistó Amazon y la portada de la reconocida revista Elite.

Walac Noticias conversó con la escritora de esta obra best-seller acerca de las historias de violencia que expone su libro, las consecuencias que estas traen en la vida de los menores miembros de la familia, el machismo en zonas empobrecidas y la importancia, ahora olvidada, de la literatura. A continuación más detalles.

“Siniestro amor de familia”: el origen de las historias

El 8 de agosto de 2021, el libro se posicionó en la lista de los más vendidos y número uno en su categoría. Los países en los que tuvo mayor acogido fueron Estados Unidos, España y México. Esta creación literaria cuenta pasajes de violencia en la vida de familias que Jennifer Raa pudo conocer.

Bajo el lema de “cuando la vida familiar se convierte en una insufrible historia que contar“, el libro de Raa Nuñez muestra con crudeza la realidad de muchos hogares, mayormente de bajos recursos, donde impera la violencia, generando, colateralmente, consecuencias irreparables en el futuro de los hijos.

Aunque uno prefiera creer que los fuertes momentos retratados por la autora salieran de su imaginación, la realidad es otra. Como docente, la escritora a lo largo de los años ha tenido acceso a testimonios de familias que se forjaron en el seno de la violencia.

“He conocido de cerca varias historias de los estudiantes porque, aparte de enseñar contenidos y temas, muchas veces (como profesores) tenemos que involúcranos en otros aspectos (más íntimos) para entender su comportamiento y el porqué de ciertas actitudes, eso me ha llevado a conocer varias historias”, contó a Walac Noticias.

De víctimas a victimarios

Los últimos informes del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) revelaron que Piura registra 3413 casos de violencia familiar. Estas cifras ponen en evidencia una latente problemática, especialmente, porque el mismo informe detalla que 1810 son incidentes moderados y 657 son severos.

– ¿Qué sucedió?, le preguntaron al señor que llegó al nosocomio con la cabeza ardiendo.

-Fue un accidente, respondió avergonzado de contar que su hijo de ocho años le prendió fuego por rabia.

El padre ignoró que su hijo se comportase así por crecer viendo a su madre siendo maltratada por el hombre que alguna vez le prometió una vida feliz.

La familia acudió a terapia psicológica, pero el menor nunca superó los traumas de su niñez. Al crecer, se involucró en peleas y era conocido en el barrio por su actuar violento.

“La mayor consecuencia que trae (la violencia familiar) es un círculo vicioso que crea fututos maltratadores. Primero son víctimas y luego victimarios“, manifestó.

El machismo en zonas empobrecidas

Jennifer Raa es docente en la Institución Educativa Almirante Grau, ubicada en el distrito de La Unión. La zona en la que se ubica el colegio estatal ya no es considerada rural; sin embargo, se encuentra sumergida en la pobreza y arrastrada por pensamientos casi prehistóricos y contrarios a la liberación femenina contemporánea.

“En estos lugares, el machismo está más arraigado. Se conservan esos modos de pensar machistas, como que el varón es el que trabaja y sostiene el hogar, mientras la mujer está destinada a las labores domésticas”, señaló.

Adicionalmente, la docente indicó que es común que las alumnas cursando el 4to y 5to de secundaria ya se estén casando o, mejor dicho, “acompañando” a un hombre, sin antes haber terminado sus estudios. “¿Para qué estudiar si se va a casar y tener hijos? Este es un pensamiento machista que a veces las mismas chicas avalan y normalizan”, sentenció.

En ese marco, la literatura resulta liberadora y revolucionaria, ya que muestra un futuro distinto al que estas chicas crecieron viendo como la única forma de vivir. “La literatura puede darles esa visión, esa aspiración de tener algo en la vida y no tener que aguantar maltratos”, sostuvo.

La importancia de la literatura

“Actualmente la literatura se ha dejado de lado en el currículo nacional. Hace algunos años, cuando yo estudiaba secundaria, se enseñaba literatura regional, española, peruana y universal. Todos los años teníamos una literatura que estudiar, obras completas, pero hace varios años en los textos que manda el Ministerio ya no viene casi nada de literatura, se le ha restado importancia”, lamentó la autora.

Frente al olvido de la literatura por parte del Ministerio de Educación, la profesora se reúsa a dejar morir el arte de las letras. ” Trato siempre de insertar la literatura en la enseñanza, ya que es importante que los chicos sepan de los grandes escritores que se forjaron desde la literatura griega hasta la actualidad”, explicó.

De igual forma, enfatizó que la literatura tiene mensajes potentes, sensibiliza y despierta la creatividad, además, funciona como una vía para visibilizar problemáticas olvidadas por una sociedad que no se detiene a ver al otro.

La literatura no solo sirve para entretener o mostrar belleza, sino que debe servir para contribuir en la sociedad y enseñar, en este sentido, problemáticas como la violencia familiar, que a veces no se le da la suficiente importancia en cuanto a las consecuencias que trae”, concluyó.

Síguenos en TikTok:

@walacnoticias

¿Qué hay detrás de la historia del ‘Señor de los Milagros? Acá te lo contamos.#Piura #fyp #WalacNoticias

♬ sonido original – Walac Noticias