El Departamento Desconcentrado Portuario Antidrogas de Paita incautó más de 3 toneladas de cocaína líquida, que habían sido acondicionadas en frascos de aceite de palma. Este cargamento ilegal estaba dentro de un contenedor que pretendía salir del puerto, rumbo a Europa. Así lo informó diario Correo.

Además, en simultáneo se allanó cuatro viviendas en Sullana y Piura e, inclusive, se encontró un laboratorio donde se procesaba la droga. También, se intervino a cuatro personas, entre peruanos y venezolanos.

Hallazgo

La intervención se produjo la mañana del miércoles en el Terminal Portuario de Paita. Allí, los agentes descubrieron que un cargamento de 5,072 botellas de aceite de palma de 980 mililitros, que al pasar por el respectivo reactivo, dio positivo para alcaloide de cocaína. En el lugar se intervino a Diana Gutiérrez Apaza.

De inmediato, los agentes comenzaron con el análisis de las botellas de aceite de palma, llegando a obtener 3,411.12 kilogramos de cocaína líquida perteneciente a la red de narcotraficantes “Los aceiteros de Paita”.

Tras el hallazgo, la Policía allanó cuatro inmuebles, en Sullana y Piura, uno de estos en el distrito de Castilla, a inmediaciones de la Universidad Alas Peruanas. Allí se encontró un laboratorio donde se procesaba la cocaína en polvo a líquida y además se halló otra cantidad de frascos.

Intervenidos

En medio del operativo se intervino a Katherine Culqui Días y a los venezolanos Cecilia del Carmen Andrade Méndez y David Concepción Rodríguez Mendoza. Ellos fueron trasladados a la base de la Depotad donde son interrogados.

Fuentes confiables informaron que aún estarían tras los pasos de más integrantes de la red de narcotraficantes.

“Se han intervenido cuatro locales, entre ellos, un laboratorio y otros que funcionaban como acopio de la droga. También se ha incautado una furgoneta y se ha inmovilizado el contenedor que pretendía salir desde el puerto hacia Europa. Personal de la Dinandro está alerta ante el accionar de estas bandas de narcotraficantes mediante acciones de inteligencia y una constante lucha contra el TID. La misma que esta vez frustró el envío del fuerte cargamento de cocaína, ya que las bandas aprovechan las limitaciones de control del personal en el Terminal Portuario debido a los estragos de la pandemia de la COVID-19”, dijo un agente.

Ayer, los agentes continuaban con la inspección en los locales allanados, además del análisis de los frascos que podría elevar la cantidad de droga incautada. No obstante, se conoció que debido al fuerte cargamento de droga incautada, la Fiscalía mantiene en reserva la información.

“Se están haciendo las diligencias y se espera, además, la detención de otras personas integrantes de la red de narcotraficantes”, dijo nuestra fuente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here