Publicidad

Un equipo de exploración estadounidense informó que el destructor de la Marina estadounidense; el mismo que naufragó durante la Segunda Guerra Mundial se encontró frente a las costas de Filipinas a casi 7.000 metros de profundidad.

Asimismo, un sumergible tripulado filmó, fotografió e inspeccionó el dañado casco del «USS Samuel B Roberts» en varias inmersiones durante ocho días; además, indicó la empresa tejana Caladan Oceanic, especializada en tecnología submarina.

El «Sammy B» naufragó durante una batalla frente a la isla Samar el 25 de octubre de 1944, cuando las fuerzas estadounidenses intentaban liberar a Filipinas, que en aquel entonces era una colonia estadounidense ocupada por Japón.

Asimismo, unas imágenes facilitadas por la empresa muestran los tres tubos de un lanzador de torpedos y el soporte del cañón del barco.

«Al yacer a 6.895 metros [de profundidad], se trata del pecio de barco más profundo jamás localizado y estudiado», tuiteó el fundador de Caladan Oceanic, Victor Vescovo, que pilotó el sumergible.

«Este pequeño navío se enfrentó a los mejores elementos de la marina japonesa, combatiéndolos hasta el final», añadió.

Marina estadounidense

Según los archivos de la Marina estadounidense, los tripulantes del «Sammy B» «estuvieron a flote durante casi tres días a la espera su rescate; muchos murieron a causa de sus heridas y por ataques de tiburones». De los 224 miembros de la tripulación, 89 murieron.

El naufragio tuvo lugar durante la Batalla de Leyte, que duró varios días, entre las fuerzas niponas y estadounidenses.

El «Sammy B» era uno de los cuatro navíos estadounidenses que naufragaron el 25 de octubre de 1944.

El equipo de Vescovo encontró en 2021 el «USS Johnston»; que, yaciendo a casi 6.500 metros, era hasta la fecha el pecio más profundo que había sido hallado.

A modo de comparación, los restos del «Titanic» descansan a unos 4.000 metros de profundidad.