Foto: Perú 21
Publicidad

Los médicos de EsSalud confirmaron que Eyvi Ágreda, la joven quemada el pasado 24 de abril en un bus en Miraflores, fue intervenida ayer por sétima vez en el hospital Guillermo Almenara, en La Victoria. 

Durante la operación se le retiró la dermis necrótica de la espalda y se le reemplazó con piel de cerdo. La familia señaló que su estado todavía es crítico y requiere donantes de sangre.

Por otro lado, la salud de María Fernández, empleada que fue acuchillada por Luis Pazos en una financiera en Miraflores, presenta una evolución favorable y dentro de 20 días podría ser dada de alta. 

“La paciente empezó a comer alimentos sólidos, aunque permanecerá con sonda”, precisó Daniel Huamán, director de la Clínica Good Hope.

No te pierdas:

Plantean reducir gastos de publicidad en Congreso y otras nueve entidades