Foto: Perú 21
Publicidad

Eyvi Ágreda Marchena, de 22 años, murió hoy sin saber quién la había atacado. «No logramos prepararla para eso”, reveló Luis Bromley, gerente de la red asistencial Almenara. “Contarle lo que pasó habría complicado su recuperación”, agregó.

La noche del pasado 24 de abril, Eyvi subió a un bus en Miraflores sin saber que en la unidad se escondía Carlos Hualpa Vacas, un sujeto que la asediaba desde el 2015. Hualpa se acercó a ella, le roció combustible y le prendió fuego.

La muchacha, que sufrió quemaduras de segundo y tercer grado en casi el 60% del cuerpo, fue trasladada de emergencia al hospital Guillermo Almenara. Desde entonces, fue sometida a doce cirugías: las primeras cinco sirvieron para retirar el tejido necrosado. Las siguientes, para aplicarle injertos de piel de chancho y hacerle trasplantes con cultivos de su propia piel.

El lunes último sufrió una descompensación y hubo que intubarla. Hoy, tras 38 días internada, falleció. “Fue una infección generalizada”, explicaron los médicos.

La joven estuvo acompañada, en todo momento, de su familia. «Es algo muy doloroso, tanto para mis padres como para mis hermanos», dijo el tío de la fallecida, Charles Ágreda.

No te pierdas:

Conoce las 25 nuevas figuras encontradas en Nazca