Los 13 trabajadores y dirigentes sindicales despedidos de PetroPerú en Piura desmintieron que su retiro haya sido motivado por presuntos actos de corrupción, tal como lo denunciaron el presidente de la entidad estatal, Carlos Paredes Lanatta, y el gerente general, Carlos Barrientos Gonzáles, el pasado 22 de enero.

También te puede interesar:

|Mark Vito: «Se ha cometido una gran injusticia contra Keiko»

|China: confirman 25 nuevas muertes del coronavirus en Hubei

En conferencia de prensa, Evin Querevalú, presidente de la Coalición Nacional de Sindicatos de PetroPerú, descartó que los trabajadores hayan falsificado facturas para obtener viáticos de manera ilegal.

“Ninguna de las facturas de mis compañeros es falsa; están acreditadas debidamente en Sunat. Los trabajadores se han adecuado a un procedimiento de PetroPerú y sobre eso han rendido cuentas por S/210. Se ha cumplido rigurosamente y la empresa ha aprobado las facturas. Por tanto, esa denuncia es malévola y falsa de parte de PetroPerú”, expresó.

Para Querevalú, estas imputaciones infundadas se tratarían de una represalia hacia los dirigentes por oponerse a la privatización de la empresa petrolera. “Han descabezado al movimiento sindical porque hay intereses. Ahora quieren entregar el lote 192 a Frontera; el 10, Z210 y los otros lotes que vencerán entre el 2020-2024”, explicó.

“El presidente del Directorio de PetroPerú [Carlos Paredes Lanatta] dijo a los medios que quería vender la planta tercerizada, nosotros nos opusimos; dijo que quería vender las acciones de PetroPerú, nosotros nos opusimos; dijo que iba a vender el Oleoducto Norperuano, nosotros nos opusimos. Hay miles de millones de dólares de por medio”, agregó.

Dirigente sindical Héctor Farfán (Foto: David Ramos / Walac Noticias)

Despido es nulo

Por su parte, el dirigente sindical Héctor Farfán dijo que los despidos efectuados por la entidad estatal son nulos, pues se actuó mientras se estaba llevando a cabo un proceso de negociación colectiva. “El Estado, la Constitución y la ley nos da [a los dirigente sindicales] una protección hasta después de tres meses de terminada la negociación colectiva; por eso, ese despido es nulo”, indicó.

Habiendo PetroPerú rechazado la conciliación ante el Ministerio de Trabajo, ellos acudirán al Poder Judicial para recuperar sus empleos. La primera audiencia única se llevará a cabo este miércoles 29 de enero en el Juzgado Especializado Laboral de Talara para atender la demanda de reposición de uno de los trabajadores. De no encontrar solución a su demanda, no descartan llegar a instancias internacionales.

Síguenos en Instagram:

También en Twitter:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here