Se intervino 30 pabellones en el camposanto. Foto: RPP.
Publicidad

El Gobierno Regional realizó un operativo de control físico en el cementerio San Miguel Arcángel (ex Metropolitano), en el que erradicó 150 recipientes con agua para evitar la proliferación del zancudo del dengue y chikungunya.

Según informó el ingeniero de la institución, Wilfredo Rodríguez, se intervino 30 pabellones del camposanto. En los que más recipientes se encontró fueron San Elías, cuartel ex Combatientes, San Rafael y Señor de la Divina Misericordia.

Agregó que con esta intervención, la Dirección Regional de Salud (Diresa) hará un control vectorial para identificar si hay vector en vuelo y determinar si es necesario hacer control químico, mediante saturación.