Hoy 12 de noviembre de 2018, Stan Lee (1922) dejó de existir, pero su legado perdurará más allá del papel y de las cintas de acción. A diferencia de otros creadores, Stan Lee pudo haber presumido de haber creado todo un universo: Marvel.

Te puede interesar:

|Estos “hits” debes saberte para disfrutar al máximo de Jerry Rivera y Olga Tañón

|Esto te cuesta ir al concierto de Luis Miguel en Lima

 

Tuvo una infancia complicada, porque sus padres no tenían recursos económicos, lo que conllevó que Stanley se refugiase en las novelas baratas y el cine. Su mayor ilusión era ser escritor.

En 1939, con 17 años, entró en la editorial Timely Publications (la futura Marvel), gracias a que el editor era pariente suyo. Allí se convirtió en el chico para todo, desde hacer recados hasta escribir algún texto cuando era necesario. Siempre al servicio del editor Joe Simon y el director de arte, Jack Kirby (creadores del Capitán América). De hecho, lo primero que publicó el joven Stanley fue un relato para el número 3 del Capitán América.

Lo curioso es que Lee solo pensaba escribir cómics durante una corta temporada, para pasar luego a escribir novelas. Por eso quiso usar un seudónimo como guionista de cómics: Stan Lee, dejando su auténtico nombre para su futura carrera literaria.
Cuando Simon y Kirby se marcharon, en 1941, Lee fue ascendido a director editorial. Y durante los siguientes años escribió decenas de cómics sobre los temas que triunfaban en cada época. Desde superhéroes (un género que cayó en decadencia tras la guerra) hasta historias románticas, del oeste y de monstruos (de todas hay ejemplos en este libro).

En eso estaba cuando, en 1961, hubo un resurgir de los cómics de superhéroes con el éxito de La Liga de la Justicia (DC Comics). Así que el jefazo de Marvel encargó a Lee que crease su propia Liga de la JusticiaEl plan original plan era traer de vuelta a los superhéroes de los años 40, como la Antorcha Humana Original, Namor y el Capitán América, con algún añadido.

Pero Lee estaba hasta las narices de tener que “imitar” los éxitos de otros y decidió dejar el mundo de los cómics. Aunque antes quiso entregar a Goodman un cómic que fuese realmente original y rompedor. Con unos superhéroes que fueran muy humanos y que se pasaran el día discutiendo entre ellos. Total, no tenía nada que perder.

 

Los 4 Fantásticos y el origen del Universo Marvel

“Había muchísimos superhéroes retozando alegremente con sus coloridos calzoncillos largos antes de que Los 4F aparecieran, pero prácticamente ninguno tenía problemas personales ni que preocuparse por ganarse la vida; ni tampoco discutía ni perdía los nervios con otros superhéroes, no hasta que llegó nuestro encantador cuarteto” (Stan Lee).

Así nacieron Los Cuatro Fantásticos. Si nos fijamos son los cuatro elementos (Tierra, aire, agua y fuego); además de que La antorcha era una actualización del personaje de los años 40 y La Cosa podría ser uno de los monstruos que Lee escribía para los las series de Timely dibujadas por Jack Kirby y Steve Ditko. Sin olvidar que en sus primeros números se enfrentaban a monstruos (como los del Hombre Topo) y a extraterrestres (los Skrulls).

Pero el concepto, los personajes y las relaciones entre ellos eran totalmente novedosas. Para empezar, los Cuatro fantásticos eran una familia, y se pasaban gran parte del día discutiendo, por lo que sus historias familiares eran casi tan interesantes como las peleas con los villanos de turno. Y eran tan humanos y creíbles que los lectores se podían identificar con ellos (algo que Lee llevó al extremo, poco después, en Spider-Manconsiguiendo que todos quisiéramos ser Peter Parker).

Además, no tenían identidades secretas (algo que también era revolucionario en el género); no tenían uniformes de superhéroes; y tampoco vivían en universos ficticios como Gotham o Metrópolis, sino en Nueva York, en la Gran Manzana. Y por primera vez un monstruo (La Cosa) se convertía en un superhéroe (y en el personaje más popular del cuarteto).

Sin olvidar que cada uno tenía una personalidad muy definida y hablaba de una manera diferente (marca de la casa de Stan Lee) Por ejemplo, la famosa frase de la Cosa antes de iniciar una pelea: ¡Es la hora de las tortas!

Fuente: www.rtve.es

Mira en Twitter:

En Instagram:

https://www.instagram.com/p/BpnjK1Flje_/?utm_source=ig_web_copy_link

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here