El médico Pedro Julio Saavedra Mauricio (66), quien era natural del distrito de Bellavista, provincia de Sullana, falleció víctima del covid-19 en Palma Sola, en Argentina. El querido piurano era conocido como el «Doctor del pueblo».

Saavedra Mauricio trabajaba en el hospital «Nuestra Señora del Valle» de Palma Sola. Él era muy querido por su carisma y la calidez al atender a sus pacientes. Tanto fue el cariño que recibió, que muchos lo llamaban «El médico del Pueblo».

El médico sullanero realizó su formación en el Colegio Carlos Augusto Salaverry y perteneció a la promoción de 1971. El contador Fermín Jiménez, lo recuerda con mucho aprecio y se conmovió por su fallecimiento.

Según informó el Diario El Tribuno, el médico permaneció internado en el hospital «San Roque», en la sala de terapia intensiva, desde hace varios días. Esto dijeron sobre su fallecimiento:

«La triste noticia fue muy conmovedora, ya que el doctor Saavedra era el médico del pueblo, muy querido; ya que sus atenciones eran muy productivas, porque dedicaba su tiempo por completo a los pacientes. Era el doctor que llegaba a los puestos de salud, a las casas y visitaba a las familias. Hizo mucho trabajo con las familias vulnerables, sacándolas de situaciones estremecedoras de salud. Fue un médico con trabajo dedicado, responsable, el de buscarle solución a la salud del paciente».

Según precisa el medio argentino, el doctor Saavedra Mauricio trabajó en el hospital de Palma Sola desde 1999, hace más de 20 años.

Publicidad

También señalan que era un referente en epidemiología, en el área programática. Además era un profesional muy reconocido en toda la provincia, por sus trabajos en salud mental, y también en el Materno Infantil.

También trabajó con embarazadas, colaboró constantemente con APS, haciendo salud pública en Palma Sola y en toda el área rural.

Doctor del pueblo
«Doctor del pueblo»: Fallece querido médico sullanero en Argentina.

Asimismo, El Tribuno recoge la opinión del personal de salud que laboró con él, quienes indicaron que era un excelente y entrañable amigo y doctor:

«Era una persona que se preocupaba por la salud de sus pacientes, siempre preguntaba cómo estábamos, de charlas de enseñanza, aprendizaje, no se quedaba quieto hasta que solucionaba los problemas, hoy nos deja un vacío inmenso, lo vamos a extrañar muchísimo».

Era el médico que reconocía la labor del enfermero, como así también de la gente que trabaja en los puestos de salud. El doctor Saavedra se hizo querer mucho y respetar por el pueblo», resaltaron desde el área de enfermería. Desde el hospital «Nuestra Señora del Valle», despidieron Mauricio Saavedra con ruidos de sirenas de las ambulancias del hospital.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here