En la educación superior, a diferencia de la secundaria, el aprendizaje es más complejo y requiere una mayor dedicación de parte de los jóvenes. Pues, no solo se trata de memorizar y leer, sino de analizar, comprender, interpretar, sintetizar y aplicar los conocimientos adquiridos.

Así lo señala Luciana Leyva, especialista de Gestión del Bienestar de la Oficina del Bienestar del Beneficiario del Programa Nacional de Becas y Crédito Educativo (Pronabec) del Ministerio de Educación.

Una forma de lograr los resultados esperados es aplicar ciertas técnicas de estudio, que ayudarán a los futuros profesionales a alcanzar un aprendizaje completo y efectivo. Leyva indica que no hay un método exclusivo que permita una mejor comprensión de los cursos, sino que cada estudiante debe buscar y reconocer cuál o cuáles se ajustan más a su personalidad, sus necesidades y formas de estudio.

Técnicas de estudio

La experta brinda algunas técnicas de estudio que pueden contribuir de manera significativa a mejorar el desempeño y, sobre todo, a aprender de manera consciente:

Escribe a mano

Según investigadores de la Universidad de Harvard, cuando se escribe en un teclado se hace tan rápido que el cerebro no llega a procesar del todo la información, pero al escribir a mano nuestra mente se ve obligada a pensar en el contenido, en la forma y a resumir los datos más importantes.

Elabora mapas conceptuales

Es una herramienta lógica y creativa que permite tomar notas, expresar ideas y resumir apuntes. Para realizar un mapa mental, debes escribir el título en el centro y alrededor, conceptos, definiciones, términos y descripciones que deseas recordar.

Subraya tus apuntes

Con esa técnica, podrás identificar las ideas principales y secundarias de un tema mediante el uso de diferentes señales y colores. Puedes subrayar palabras claves que aparecen en las oraciones, definiciones de conceptos, clasificaciones o categorías, así como datos, fechas o los nombres importantes, entre otros.

Realiza tus propios apuntes

Te ayudará a reforzar tu atención sobre lo que dice el profesor y fijar detalles que más tarde serás capaz de recordar a través de tus apuntes. Asimismo, la propia acción de tomar notas refuerza tu capacidad de prestar atención y no perder información valiosa durante tus clases.

Estudia en grupo

Enseñar términos y discutir la materia estudiada con tus compañeros de clase te ayudará a recordar con mayor facilidad y estar listo a los exámenes. Por eso, formar grupos de estudio mediante videollamadas, sobre todo para tratar temas complejos y difíciles, te será de gran utilidad.

Trata de no memorizar

Si una materia te resulta compleja, no pierdas horas y horas en memorizar los conceptos. Una alternativa es darle un objetivo funcional a la materia, es decir, relacionar los conocimientos con la realidad y su utilidad.

No estudies muchas horas seguido

No porque estudies cinco horas seguido lograrás un mejor resultado. El cerebro está programado para prestar atención y retener información en un espacio concreto de tiempo. Ante ello, es preciso estudiar por intervalos de 50 minutos y descansar entre 10 a 15 minutos.

Busca un lugar adecuado

En tiempos donde la gran mayoría de clases se da de manera virtual es preciso acondicionar un espacio de la casa donde estudiar sin distracciones. Esta debe tener buena ventilación e iluminación y estar lejos de ruidos. Asimismo, tienes que contar con una mesa y una silla cómoda.

Síguenos en YouTube:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here