Dictan cadena perpetua contra sujeto por violar a menor de 13 años

0
135

José Pérez Culquicóndor fue sentenciado a cadena perpetua luego de ser acusado por delito de violación sexual, en agravio a una menor de 13 años.  La medida fue solicitada por el fiscal provincial de Paita, Salvador Savitzky Rodríguez.

Conforme a lo declarado por la agraviada, los abusos empezaron desde el año 2010, registrándose el último el pasado día de la madre, del año 2019. Sin embargo, con mucho temor, la víctima recién contó lo sucedido en enero del 2020.

Según la víctima, su agresor se la llevó con el pretexto de comprarle ropa. Ello, con la confianza de ser esposo de una de las hermanas de su mamá.

Medios probatorios

El fiscal presentó en el juicio, como elementos probatorios, el certificado médico legal practicado a la menor que corrobora su denuncia y la declaración de la adolescente que sindica a José Pérez como el responsable de los abusos que ha sufrido.

Además, la pericia psicológica que arrojó malestar asociado a experiencia negativa de tipo sexual. También, declaraciones referenciales de los familiares de la menor y de una amiga de su colegio, entre otros.

Publicidad
Reparación civil

En tanto, también se dispuso el pago de 15 mil soles, por concepto de reparación civil a favor de la agraviada.

Caso en Sullana

Foto referencial

Héctor Llacsahuanga Palacios (56) fue sentenciado a 30 años de prisión por violar sexualmente a una menor de 13, que presentaba un retardo mental leve. Así lo informó la primera Fiscalía Superior Liquidadora Penal de Sullana.

Durante el juicio oral vía virtual, la fiscal Victoria Salirrosas consiguió que la Sala de Apelaciones con Funciones de Liquidadora dicte la condena a Llacsahuanga Palacios. EL mimso que permanece internado en el Penal de Piura, desde su captura en el presente año.

Hechos

Los hechos se remontan a fines de julio del 2008, en el caserío de Loma de Sicacate (Montero), cuando la menor aún tenía trece años de edad.

La menor relató la forma cómo abusó sexualmente de ella, en circunstancias que se encontraba sola en su casa, cuando sus padres salieron a trabajar. El sentenciado llevó a la niña a una chacra que se encontraba en la parte posterior de la vivienda. Además, indicó que esta situación se presentó en cuatro oportunidades.

Como resultado de este abuso sexual la menor quedó embarazada, descubriéndose estos hechos a los cinco meses ante su notorio embarazo. Tras la captura de Llacsahuanga ocurrido el 7 de marzo de 2020, después de varios años de permanecer en la clandestinidad, el juzgado lo sometió a juicio oral.

Allí, con el ofrecimiento, admisión y actuación de la prueba científica de ADN a la que se sometieron el acusado, agraviada y su menor hija, se pudo demostrar su paternidad. Con ello, su responsabilidad penal en los hechos investigados.
Además, le impusieron 3,000 soles de reparación civil a favor de la agraviada, se le fijó una pensión alimenticia mensual de 200 soles a favor de la niña. Además del tratamiento terapéutico conforme a ley.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here