Destituyen a director del hospital de Sullana por presuntos actos de corrupción

Publicidad

Según unos audios difundidos en redes sociales, el ahora ex director ejecutivo del Hospital de Apoyo II-2 Sullana, Julio Cesar Elías Gómez, habría solicitado pagos indebidos a la empresa que ejecuta los trabajos de acondicionamiento del hospital de contingencia de Sullana.

Ante ello, el gobernador regional de Piura, Servando García, procedió a separar, inmediatamente, al galeno del cargo. Esto, en rechazo al presunto acto de corrupción que habría cometido como funcionario.

Gobernador Regional de Piura, Servando García.

En los audios, se le escucha a Elías Gómez solicitar supuestas dádivas, para firmar la autorización del pago del último servicio brindado por la empresa. El mismo que asciende a los 714 mil soles.

Ante ello, la autoridad regional, decidió separarlo del cargo mientras dure la investigación.

Robo de medicina en hospital de Sullana

Según la Policía, el 85% de la medicina hallada en dos viviendas de Sullana pertenecían a la farmacia del Hospital COVID-19 Virgen de Fátima, del estadio Campeones del 36 de Sullana. Lo restante era propiedad de los familiares de los pacientes internados con este temible virus. Así informó diario Correo.

El Área de Investigación de Denuncias Derivadas, del Ministerio Público del DEPINCRI; también investiga a enfermeras, enfermeros, técnicos y hasta los vigilantes que trabajan en el hospital.

Más cómplices 

Según la Policía, la medicina era sacada del área de Farmacia del hospital para los pacientes que estaban internados en el área llamada “100 camas Pronis”, UCIN y UCI. Sin embargo, estos medicamentos nunca llegaban a aplicarse a los enfermos.

Además, entre las medicinas encontradas el pasado miércoles 14 de abril en las dos viviendas de la cuadra 12 de la calle Sucre y en la Urb. popular Nueva Sullana, donde residían el enfermero César Castro Palacios y su cómplice Jhonatan Andrés Tavara Ramos, respectivamente, figuran ampollas como: midazolam, fentanilo, rocuronio, veruconio, precedex, linezolid, enoxaparina, meropenem, entre otras, que fueron encontradas mayormente dentro de una refrigeradora donde estaban seleccionadas.

Finalmente, la Policía indaga si habrían más enfermeros involucrados en esta mafia; ya que en una de las viviendas allanadas hallaron una lista con los nombres y números de celulares de cinco profesionales.