La tradición esotérica de Huancabamba es milenaria. Huaringas es el conjunto de lagunas que se distribuyen por toda la cordillera del Carmen de la Frontera y las más conocidas son las del Shimbe y la Laguna Negra.

Te puede interesar: 

|Una noche de camping en las Lagunillas de Chorro Blanco

|San Juan de Bigote: Un paraíso en el Alto Piura

Para acceder a estos lugares, debe hacerse acompañado de “los brujos”, que se dedican al arte del curanderismo y que reciben el legado de generación en generación.

Se dice que las aguas gélidas de las Huaringas tienen propiedades curativas y, a través de los ritos que desarrollan “los brujos”, se ha logrado curar de salud, males de amor y pobreza a miles de visitantes a través de todos los tiempos.

 Laguna Negra. (Foto: Flickr earthdrifting)
Laguna Negra. (Foto: Flickr earthdrifting)

¿Cómo llegar? 

Se llega desde la ciudad de Huancabamba, utilizando el servicio de combis y colectivos, por las trochas carrozables. Los visitantes se trasladan en dos direcciones, una por Sapalache y la otra por el caserío de Salalá.

El lugar está en relación al “brujo” o “maestro curandero, quien los conduce hacia la laguna de su preferencia, utilizando acémilas guiadas por personas de la zona, que son alquiladas por el valor aproximado de S/. 20 cada una. 


No te pierdas esto en Instagram:

En Twitter: 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here