Publicidad

En semanas pasadas un joven de 15 años murió al ser alcanzado por un rayo, en Chulucanas, mientras usaba un laptop, junto a una compañera, quien fue internada de inmediato en un establecimiento de salud.

Ante esto, la Dirección Regional de Salud (Diresa) lanzó una serie de recomendaciones para prevenir emergencias o accidentes en caso de tormentas eléctricas que, mayormente, se manifiestan por la caída a tierra de rayos electromagnéticos, y que podrían causar daños e incluso la muerte a las personas.

El ingeniero Keller Nathals, del Centro de Prevención y Control de Emergencias y Desastres (Cepreced), señaló que la mejor manera de evitar ser afectado por una tormenta eléctrica es ponerse a buen recaudo.

Por ejemplo, señaló que sí se encuentra en un lugar abierto (descampado), lo primero es desprenderse de los objetos metálicos que uno lleve consigo. Luego, buscar un lugar cerrado como refugio que pueden ser depresiones, cuevas o edificios.

Asimismo, recomendó alejarse de árboles, fuentes de agua, torres de alta tensión o tuberías. Y también, retirarse de las cumbres de las colinas. Si siente que se le eriza el cabello adopte la posición de cuclillas o fetal, indicó.

Explicó que si, por el contrario, se encuentra dentro de un vehículo, estacione el auto en un lugar adecuado y apague el motor, apague la radio y recoja la antena y cierre bien las puertas y ventanas.

Si se encuentra en casa u oficina aconsejó no salir al exterior, alejarse de las ventanas, puertas, chimeneas y tuberías. Durante la tormenta no usar agua del sistema de cañerías. Tampoco usar equipos eléctricos, teléfonos fijos inalámbricos ni celulares.

Keller señaló que en estos casos lo más importante es actuar con serenidad y responsabilidad para evitar hechos que después se tengan que lamentar. “Actuemos con prudencia, es lo mejor”, enfatizó.