Conoce las cinco estafas más comunes con las que caen los piuranos

El Ministerio Público puede decirle a las víctimas de estafa que ellos tienen la responsabilidad de cuidarse de los engaños y si no lo hacen, entonces ellos son culpables y así no se imponen sanciones a los estafadores.

0
1875
Foto: Juan Farias/AbogadoSDQ

Julio y Diciembre son los meses que los estafadores aprovechan para engañar a la gente y robarles su dinero. En Piura ya se ha presentado un caso de estafa denominada «Pirámide», en la que una veintena de jóvenes fueron engañados y perdieron gran cantidad de dinero. El comandante Isaac Alvarado de la División de Criminalística (Divincri) resaltó que los piuranos suelen caer en cinco modalidades de estafa:

  1. La Cascada: una persona encuentra un paquete de dinero y le dice a otra que le dé algo como adelanto de la repartición que harán luego. Pero el ladrón termina yéndose con todo y resulta que el paquete de dinero es falso.
  2. La Pirámide: una persona pide dinero a otras como préstamo que luego es devuelto con altos intereses. Así se siguen llamando a más personas que conforman esa pirámide de aportantes, donde el dinero de los últimos sirve para pagarle los préstamos de los primeros. La pirámide colapsa cuando ya no hay más participantes y el estafador huye con todo lo que consiguió.
  3. La llamada telefónica: llaman a la víctima y le dicen que ha ganado un premio, pero que antes de recogerlo debe abonar una cantidad de dinero a una cuenta bancaria. Así el estafador obtiene sus ganancias.
  4. El familiar detenido: llaman a una persona y el estafador, haciéndose pasar por policía, le dice que un familiar ha sido detenido por tener drogas o cualquier otro delito. Para evitar que el familiar vaya a la cárcel, el supuesto policía pide que le abonen una cantidad de dinero a una cuenta bancaria.
  5. La Tinka: una persona se acerca a otra para venderle un ticket de Tinka que ha resultado ganador, le miente que no necesita el dinero o que no tiene tiempo para reclamarlo, por eso vende el papel y así cae la víctima, creyendo que se ha ganado la Tinka.

Lo que más indigna a las víctimas de estafa es que no hay sanciones ejemplares para los estafadores. Según el comandante Alvarado, algunos fiscales consideran que las personas deben tener claro «el principio de auto-responsabilidad y el deber de auto-protección» y por lo tanto no cabe delito y tampoco sanción, ni pena de cárcel efectiva para los estafadores.

Es decir, queda a criterio del fiscal indicar si hay delito de estafa o no. «Es como decirles a las víctimas que ellos tienen la culpa por dejarse engañar», dijo Alvardo, y así no se impone condena de cárcel a los estafadores.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here