Los smartphones evolucionan cada año para ofrecer nuevas tecnologías y herramientas que hacen la cotidianidad más sencilla. Atrás quedaron los días en que se cargaban cámaras grandes y pesadas, además de lentes costosos, para sacar una fotografía. En su lugar, los smartphones cuentan con varias cámaras en un dispositivo pequeño y más fácil de cargar.

Más lentes, más posibilidades

El sitio especializado en fotografía, Petapixel, explicó que cada ojo humano capta el escenario que tenemos frente a nosotros y es el cerebro el que combina las partes más importantes de estas para formar así una imagen 3D.

La retina de nuestros ojos cuenta con 130 millones de sensores que registran todo lo que vemos, pero solo el 10% de esta información es procesada. El cerebro ordena a los ojos enfocarse en un punto determinado y “desenfoca” el resto. Y esta acción la realizamos cada segundo, lo que sería un equivalente a un video para las cámaras.

De acuerdo a DXOMark; sitio especializado en análisis de cámaras, los fabricantes de smartphones usan más de dos lentes para poder imitar el procesamiento de nuestros ojos y así entregar una imagen 3D.

Entre las ventajas de las cámaras de algunos smartphones está la inclusión de un sensor de profundidad que trabaja en conjunto con la cámara principal, para realizar un efecto llamado ‘bokeh’. Este efecto permite desenfocar el fondo y destacar a una persona u objeto. Suele ser muy usado para fotografías de retrato y se ha vuelto muy populares en redes sociales.

Cuando se busca capturar escenarios grandes, como paisajes o edificios, y la distancia que separa al fotógrafo de la escena no es grande, es momento de aprovechar el gran angular. Este lente permite abarcar un mayor campo de visión que el ojo humano. Se puede distinguir las fotografías obtenidas con este lente porque suelen tener una ligera distorsión en forma de curvatura en las esquinas.

Finalmente, la cámara teleobjetivo está pensada para los escenarios que se encuentran lejos. Esta cámara usa un lente que permite hacer zoom para acercarse a objetos que se encuentran lejos del fotógrafo. Entre los smartphones con mayor zoom del mercado se encuentran el Samsung Galaxy Note 20 Ultra, que logra hasta 50 aumentos, combinando su lente teleobjetivo y la inteligencia artificial.

Inteligencia artificial


Conforme a DXOMark, el uso de múltiples cámaras exige mucho al procesador, que es el cerebro de cada smartphone. El procesador debe juntar las imágenes capturadas por cada lente y así crear una sola imagen.

Para ofrecer una fotografía excepcional, los fabricantes recurren a distintas soluciones, como la inteligencia artificial. Este tipo de tecnología aplicada a las cámaras permite que un algoritmo realice ajustes en la profundidad de campo, embellezca un rostro u ofrezca imágenes en alto rango dinámico (HDR, por sus siglas en inglés).

La fotografía nocturna es una de las más complejas, ya que las cámaras necesitan luz para capturar una buena imagen. La apertura del diafragma determina cuánta luz podrá captar el sensor de nuestra cámara

En los smartphones, el modo noche es una función innovadora que combina la apertura del diafragma con la inteligencia artificial; para capturar varias tomas en unos segundos, combinarlas y entregar una fotografía con gran detalle, incluso en situaciones de muy baja luz.

Gracias a las múltiples innovaciones tecnológicas, los smartphones permiten a cualquier persona tomar escenas espectaculares y capturar recuerdos imperdibles sin ser un profesional en fotografía.

Síguenos en YouTube: 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here