Eduardo Romay es el capitán de la selección peruana de vóley masculino y el máximo exponente de esa disciplina en los últimos años, lleva un poco más de 10 años en este deporte.

Eduardo no ha sido fanático de los deportes de chico, pues prefería estar frente a la computadora; sin embargo, bastó ver al equipo bicolor jugar con tanto esmero que quedó impactado. Así lo contó en una entrevista a La República.

Entre 2017-2018 vivió su primera experiencia en Arabia Saudita, etapa que lo ayudó a exigirse más. “Al haber ido a otro país a vivir solo sin saber el idioma, sin saber la cultura y en un país complicado, es un país que hay que tener mucho cuidado con lo que haces y dices”, cuenta el exjugador del Cisneros Alter de España.

“Yo digo que fue la mejor experiencia de mi vida porque me forjó como persona, me dio una cachetada, por así decirlo, en lo que tenía que hacer como deportista y lo que no estaba haciendo”, agrega.

‘Embajador’ peruano

Romay es el único latino en su equipo; el VC Amstetten de la liga austriaca. Con su club logró el segundo puesto de la Copa de Austria 2021 y se llevó la distinción como mejor anotador, así como otros reconocimientos individuales.

Según menciona, no le fue difícil adaptarse a un plantel copado por europeos en el cual tenía que lidiar con distintos idiomas como el alemán, ucraniano, húngaro o croata. Todo lo contrario, cree que ellos tuvieron que adaptarse a él por su personalidad extrovertida.

“Quizá a ellos les costó adaptarse a un latino que todo el tiempo está gritando, riéndose, bromeando, son un poco más formales a la hora de trabajar”, dice Eduardo.

El ‘7’ de la Blanquirroja vive enamorado del Perú y cuenta los días para regresar a su patria y estar con su familia. “Jugar por la selección para mí es lo más lindo que hay. Tengo el tatuaje del mapa del Perú”, recalca.

“Cada vez que salgo al extranjero es una oportunidad de ser un embajador no solamente con el deporte sino por la gente y las tradiciones”, manifiesta. A fines de 2020 en su cuenta de Twitter subió una foto en la cual ‘peruanizó’ a sus compañeros del Amstetten, todos salieron portando el popular chullo.

Imagen
Foto: Eduardo Romay

A través de las redes

Para Romay, muchas personas desconocen de la existencia del vóley masculino; tal como sucede con el fútbol femenino. Es por ello que, a través de las redes sociales, busca difundir dicha disciplina con divertidos videos en redes sociales.

«En parte es la razón por la que estoy tan activo en redes sociales como en Instagram o Tiktok. Todo esa exposición es para el vóley masculino. A veces conoces a un Eduardo Romay chistoso, pero lo relacionas con el vóley masculino, entonces dices: ‘existe un vóley masculino y él es el capitán», relata.

https://twitter.com/Eduardo_Romay/status/1270506192591355904

Derribando estereotipos

Asimismo, la figura de la Blanquirroja sin querer se ha convertido en un consejero para las nuevas generaciones que no cuentan con el apoyo en casa para jugar vóley o no se atreven por los estereotipos.

“Recibo tantos mensajes de chicos de 12 o 13 años que me cuentan que sus papás no quieren que jueguen vóley por estereotipos sexistas. El machismo en el Perú es una cosa súper fuerte”, manifiesta.

Asimismo, dejó un mensaje a las nuevas generaciones que dudan en dar el paso para practicar este deporte debido a comentarios cavernarios. “Que no les importe, el deporte no tiene género. Por qué tenemos que definir la sexualidad por el deporte que haces”, alza la voz Eduardo.

“Hasta yo quería salirme de vez en cuando por estos estereotipos que pueden doler en el camino, porque hay comentarios que son hirientes, pero tuve padres que me apoyaron muchísimo. Ellos me dijeron esto es lo que amas, es tu pasión. Gracias a ellos sigo acá”, agrega.

Por estos días, Eduardo disfruta de la experiencia que viene ganando en Austria con su club. Con el Amstetten tiene vínculo hasta fines de abril. Desde la directiva le han mostrado interés de ampliar su contrato por un segundo año, porque, según cuenta, “están bastante contentos acá por mi desempeño y tiene un proyecto súper interesante”. Sin embargo, no se apresura porque quiere analizar otras ofertas para decidir por la mejor. Desde Túnez, Argentina, España, hasta del mismo Austria, otras instituciones han preguntado por él.

De algo es seguro, a donde vaya Eduardo Romay, en ese equipo habrá un embajador peruano orgulloso de sus colores y costumbres.

Imagen
Foto: Eduardo Romay

Síguenos en YouTube:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here