Las aglomeraciones y el desorden generado por los comerciantes informales, ha causado gran malestar en la población piurana. La falta de medidas se seguridad significa un riesgo para la salud pública en plena crisis sanitaria por la Covid-19.

Desde que inició el aislamiento social el marzo, uno de los problemas más frecuentes ha sido el comercio informal en Piura. Al ser un sector que no puede ser fiscalizado, no se pueden mantener las medidas preventivas contra la Covid-19.

Arnaldo Vite, Presidente de la Federación Médica, explicó que la salud pública siempre se ha visto afectada por la venta y consumo informal.  Ahora ese riesgo aumenta debido a las faltas de garantías para prevenir los contagios por coronavirus.

También consideró que discriminar al comerciante informal no es la solución. “Tenemos que ayudarlo pero con capacitaciones, y darle las medidas para que ese comerciante informal pueda brindar el mejor servicio”, indicó.

 

Publicidad

Zonas afectadas

Un ejemplo de riesgo es la situación que afrontan los vecinos del Asentamiento Humano “Micaela Bastidas”. Ellos mostraron su malestar debido a que un grupo de comerciantes informales se ha instalado cerca de sus casas, poniendo en riesgo la salud de la comuna.

El desorden, las aglomeraciones y la suciedad  ocasionada por los vendedores, ha causado malestar en los vecinos, quienes están preocupados por sus familias que corren el riesgo de contagiarse, sobre todo por los niños y ancianos.

Según indicaron, en reiteradas ocasiones ha llegado el serenazgo para retirar a los comerciantes informales, pero al no tener vigilancia permanente, los minoristas han regresado a la zona esporádicamente generando desorden.

El miedo se incrementa porque, según los vecinos, muchos vendedores no usan mascarillas y no toman las medidas necesarias para evitar los contagios por la Covid-19.

Foto: Referencial

Propuestas de solución

Frente a esta situación del comercio ambulatorio, Lucy Noblecilla, Gerenta de Servicios Comerciales de la Municipalidad de Piura, indicó que la Municipalidad está trabajando un plan para reubicar temporalmente a los comerciantes  informales en Piura, con el fin de no poner en riesgo la salud pública.

“Mercados Seguros” es el proyecto que se está llevando a cabo, en donde los comerciantes podrán acceder a un espacio gratuito  con todas las medidas de seguridad para seguir vendiendo sus productos.

Las respuestas de los comerciantes han sido desfavorables  ya que consideran que obtienen más ganancias en sus puestos informales.  “Nosotros hemos empezado por resaltar los beneficios de comprar en lugares seguros. Sin embargo aún hay personas que siguen comprando al ambulante”, comentó Noblecilla.

Juan Carlos Álamo, Jefe de la Oficina de Fiscalización y Control, puso en énfasis la importancia de generar soluciones integrales. También mostró la inviabilidad de la vigilancia temporal en las zonas donde su ubican los informales, ya que esto también pondría en riesgo la salud del personal de seguridad.

 

Síguenos en instagram

También en Twitter:

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here