Uno de cada tres peruanos adultos (cerca de 9 millones) padece actualmente de hígado graso, una enfermedad silenciosa que, de no ser tratada a tiempo, puede conducir a una cirrosis hepática o a una neoplasia, es decir, a un cáncer hepático.

Afortunadamente, en los últimos años, desde el campo médico, se han impulsado los diagnósticos multidisciplinarios para así dar un tratamiento integral a este tipo de pacientes.

Unidad de Hígado

Bajo esta premisa nace la moderna Unidad de Hígado de la Clínica Santa Emilia, la primera de su tipo en toda la región Piura.

En esta unidad se brinda una evaluación multidisciplinaria a pacientes con enfermedades hepáticas crónicas, como hígado graso, en especialidades como Gastroenterología, Nutrición, Endocrinología y Psicología.

“Cuando un paciente ingresa a la Unidad de Hígado, le practicamos una evaluación clínica para determinar en qué condiciones se encuentra. Luego vemos cuáles son los factores de riesgos de la enfermedad (obesidad o diabetes). Las siguientes etapas son: la evaluación nutricional, para controlar la obesidad, ingesta de comida chatarra y sedentarismo, y el apoyo psicoterapéutico, para pacientes cuyos casos se asocien a trastornos como la ansiedad”, indica Luis Alberto Ochoa Gutiérrez, médico gastroenterólogo y gerente general de Clínica Santa Emilia.

Modernidad y profesionalismo

Además de contar con el mejor staff de profesionales, la Unidad de Hígado está equipada con tecnología de primer nivel que permite un diagnóstico más certero, rápido e indoloro (no invasivo) de posibles casos de fibrosis o cirrosis hepática.

Todo ello se consigue a través del Fibroscan, un equipamiento de última generación, único en Piura, cuyos resultados ayudan a saber cuándo y cómo intervenir de forma oportuna a un paciente, dándole la medicación precisa según su cuadro médico.

Completa esta unidad médica el laboratorio donde los especialistas practican perfiles hepáticos, hemogramas, pruebas virales, descartes de enfermedades auto inmunes, entre otras pruebas, las cuales forman parte del proceso para tratar de mejorar la situación clínica de cada uno de los pacientes, de forma personalizada y con la mayor calidez y comodidad.

“La Unidad de hígado está compuesta por un equipo multidisciplinario, con equipos de primera línea y con el apoyo de un laboratorio de primer nivel”, subraya Ochoa Gutiérrez.

Atención integral

La Unidad de Hígado está estrechamente vinculada con otra innovadora área de la Clínica Santa Emilia: el Centro Endoscópico.

Se trata del más moderno centro de Endoscopía de la región Piura, ya que cuenta con equipos de última generación para diagnóstico endoscópico y colonoscópico (Olympus, Fujinon y Pentax), y un moderno sistema de cápsula endoscópica, los cuales permiten un diagnóstico rápido de cualquier patología digestiva, sean úlceras gástricas, gastritis, patologías neoplásicas, cáncer de estómago y/o colon, etc.

Asimismo, estos modernos instrumentos médicos pueden ser utilizados para diagnósticos en otras áreas de la Medicina, como Neumología (broncoscopías) y Urología (cistoscopías).

Por otro lado, el Centro Endoscópico es el único en toda Piura que cuenta con un Área de Recuperación y una Unidad de Shock Trauma, que permite la reanimación del paciente en caso de complicaciones durante la intervención. Estos ambientes son gestionados por un equipo multidisciplinario, conformado por un médico especialista, enfermeras, personal técnico y anestesistas.

El Centro Endoscópico se asocia a la Unidad de Hígado. Por ejemplo, si encontramos a un paciente con cirrosis hepática, tenemos que hacerle una endoscopía para descartar várices esofágicas. Si tenemos un paciente cirrótico con hemorragia digestiva, tenemos todo el equipamiento como para poder salvarlo, lo cual aquí en Piura no hay”, explicó el gerente general y enfatizó que, en la Clínica Santa Emilia, están preparados tanto para atender diagnósticos como tratamientos terapéuticos.

Respecto al componente terapéutico, el establecimiento posee equipos de inyectoterapia, para cauterizar el sangrado en caso de hemorragias, y un equipo de Argón plasma dentro de la Unidad de Hemorragias Digestivas.

Este es un láser que utiliza un gas argón para cauterizar úlceras sangrantes y pulverizar cánceres sangrantes. También están los crips metálicos, utilizados para cauterizar vasos sanguíneos a través de la vía endoscópica.

Unidad de shock truma

Por otro lado, el Centro Endoscópico es el único en toda Piura que cuenta con un Área de Recuperación y una Unidad de Shock Trauma, la cual permite la reanimación del paciente en caso de complicaciones durante la intervención.

Estos ambientes son gestionados por un equipo multidisciplinario, conformado por un médico especialista, enfermeras, personal técnico y anestesistas.

“El Centro Endoscópico tiene un sistema de recambio bacteriano, de inyección y extracción de aire, junto con todo un sistema climatizado, independiente del sistema de climatización de la clínica. Buscamos la comodidad del paciente”, destacó el también especialista de la Clínica Santa Emilia.

Cobertura de medios

Dato

  • Clínica Santa Emilia está ubicada en la Av. San Miguel D18, Urb. Santa Isabel
  • Ubícanos aquí
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here