Un caso insólito. Más de un centenar de vacunas caninas contra la COVID-19 se suministraron a personas en la ciudad de Calama, en el norte de Chile. La justicia chilena investiga los hechos.

La denuncia indica que personal veterinario habría proporcionado y aplicado vacunas para perros en al menos 100 personas, bajo la excusa de ser un medicamento “para combatir los efectos del coronavirus”.

Los antecedentes indican que todo ocurrió en la ciudad de Calama, al norte de Chile, durante el año pasado. Allí, un médico veterinario de iniciales C.P.C. redactó un informe titulado “Inmunización cruzada. Vacuna coronavirosis canina como tratamiento preventivo, en seres humanos con riesgo de contagio y desarrollar la enfermedad por coronavirus COVID-19”.

En este texto, el médico habría asegurado que en Argentina ocurrieron supuestos casos exitosos de tratamiento contra el coronavirus gracias a la vacuna óctuple. Tal afirmación es totalmente falsa. 

Sin embargo, el médico insistió en su idea, y distribuyó el falso estudio entre un grupo de veterinarios de la ciudad de Calama. Luego el profesional se habría vacunado él mismo con el medicamento para poner a prueba sus ideas, y “para generar anticuerpos” en su organismo.

«A personas interesadas»

Tras esta decisión del médico veterinario, los principales antecedentes llegaron a manos de las autoridades sanitarias, quienes rápidamente llevaron a cabo un sumario para identificar el origen de este caso. Según las primeras conclusiones de esta investigación realizada por la autoridad, el médico “proporcionó vacunas a personas interesadas”.

“C.P.C. declara pertenencia, elaboración y difusión de documento mencionado que se inmunizó con coronavirus canino. Además, indica que proporcionó vacunas a personas interesadas en inmunización cruzada, pero que no aplicó vacunas”, sostiene la investigación realizada por la Seremi.

La investigación sanitaria además impuso una multa contra el médico de 180 UTM, aproximadamente USD 13.331, por incumplimiento grave de normas sanitarias al ejercer ilegalmente la profesión de médico cirujano, y por formular pronósticos de manera indirecta. No obstante, el profesional habría apelado en contra de esta medida.

Dato:

Vale recordar que en Chile, la única institución autorizada para decidir las inoculaciones en el país es el Instituto de Salud Pública (ISP). Y por el momento, se han revisado los antecedentes y aprobado para uso de emergencia contra el coronavirus los medicamentos de Pfizer, Sinovac, AstraZeneca y CanSino.

Síguenos en YouTube:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here