Publicidad

El presidente Pedro Castillo ratificó el compromiso del Gobierno no solo para sancionar sino también hacer responsable a la empresa Repsol. Ello, por el derrame de petróleo en el litoral peruano.

«La empresa tiene que pagar por los daños a la población y recuperar el daño a la naturaleza, al mar», expresó el jefe del Estado durante una inspección a las labores de limpieza en las playas de Ancón.

El mandatario dijo compartir la indignación de la población, tras recordar otros casos de contaminación ambiental en regiones como Pasco y Puno. «Esto no puede quedar así», enfatizó.

Sostuvo que muchas veces han llegado autoridades «para la foto»; pero su gestión actúa diferente y ha venido a constatar los daños y expresar el compromiso con la población afectada.

Tras mencionar que desde el Congreso no se ha formado ninguna comisión para investigar el derrame de petróleo de Repsol, llamó a las autoridades del país a defender el mar y los ríos frente a la contaminación ambiental.

«Hoy pediré el informe a la comisión de crisis que se ha formado para ver que haya empadronado a todos los vecinos de Ancón», añadió el mandatario.

De igual forma, pidió a la población a estar organizada para cuando se destine presupuesto al alcalde y las autoridades locales.

El pasado 15 de enero se reportó un derrame de crudo en el mar de Ventanilla, que la empresa alude se produjo tras el fuerte oleaje registrado en la costa peruana; por la erupción de un volcán submarino en Tonga, Oceanía.

Lo vertido al mar se calcula en unos 6,000 barriles de petróleo.

La mancha de petróleo se extiende por el litoral de Ventanilla y ha llegado localidades como Ancón y Chancay; donde se registra un impacto negativo en la flora y fauna marina.

Síguenos en TikTok: