Publicidad

Un estudio publicado por la Universidad de Miami (UM) reveló que los bomberos tienen tasas más altas de melanoma que el resto de la población, con un índice del 0,7 por ciento frente al 0,01 por ciento que presenta el resto de personas, quizás debido a su exposición a químicos y rayos ultravioletas.

El autor principal del estudio, Alberto Caban-Martínez, señaló en el análisis que probablemente "hay sustancias químicas en el ambiente de trabajo que, cuando los bomberos entran en contacto con ellas, aumenta el riesgo de que desarrollen específicos cánceres de piel".

Análisis

Los expertos examinaron a 2.399 bomberos del estado en relación con la incidencia del cáncer y las prácticas de prevención.

En el estudio se contabilizaron 119 casos de cáncer de piel, que afectaba al 4,5 % de los encuestados.

En total, 17 bomberos padecían de melanoma, 84 tenían otros tipos de cáncer de piel y otros 18 algún tipo desconocido de cáncer de piel.

Fuente: El Comercio