Publicidad

El dolor por la muerte de Grimaldo Joel Martínez Tinoco, trabajador del reclusorio de menores que falleció el fin de semana en un accidente en la carretera que conduce a La Legua, motivó a que sus familiares bloquearan la vía por más de media hora, reclamando se mejore la seguridad en esta vía.

Luego de un diálogo con el subgerente de Seguridad Ciudadana de Veintiséis de Octubre, Luis Montenegro Castillo, los serenos octubrinos y policías de la Comisaría de San Martín retiraron las piedras y llantas con las que impedían el paso de los vehículos.

Los familiares de Grimaldo Joel Martínez Tinoco, quien falleció tras despistarse su motocicleta y ser arrollado por un tráiler, pidieron entre gritos y llanto que esta sea la última muerte que se produce en esta vía.

La viuda, junto a familiares de víctimas mortales de accidentes de tránsito en esta vía, pidió que se ilumine esta zona, además de colocar reductores de velocidad y de ser posible instalar un puente peatonal.

"Deja a sus hijos desamparados, una niña discapacitada que lo llama al despertar. Él la llevaba a las terapias. Ahora quién va a velar por nosotros", manifestó la mujer.

Los dirigentes vecinales de exPolvorines reiteraron el pedido de abrir la Via de Evitamiento para evitar el paso de vehículos pesados por dicho sector.

Por su parte, la directora del centro Juvenil Almirante Miguel Grau, Julissa Bustamante lamentó la pérdida de uno de sus colaboradores, de quién dijo era muy responsable y trabajador.