Publicidad

El Monseñor José Eguren visitó este jueves el distrito de La Unión, ubicado en el Bajo Piura, donde entregó ayuda y llevó un mensaje de esperanza a los damnificados por las fuertes lluvias e inundaciones que se han dado en la región Piura.

“Hoy estamos pasando por una dura prueba. El piurano no le teme a la adversidad, sino que fortalecido por su fe y esperanza cristianas sabe hacerle frente. Estoy seguro que esta prueba sacará lo mejor de nosotros para construir un futuro mejor para sus hijos”, indicó Eguren.

La ayuda distribuida por la Iglesia Católica fue posible gracias a una importante donación de 1.5 toneladas de ayuda recibida de la Campaña #PeruDaLaMano, así como a donaciones propias de Cáritas Piura.

La movilización de ayuda fue posible gracias al esforzado en conjunto de Carlos Zapata Crisanto, Secretario Adjunto de Cáritas Piura y Tumbes, quien junto a Jacinta Coveñas, los voluntarios de Cáritas, algunos seminaristas y 30 catequistas de la Parroquia “San Silvestre” de La Unión empadronaron previamente a los damnificados y repartieron cerca de 2000 paquetes familiares con productos alimenticios y de aseo personal.