El expresidente Alejandro Toledo se ha opuesto el último 15 de octubre a la petición de las autoridades norteamericanas que buscaban su retorno a prisión, de manera provisional, hasta que se defina su extradición al Perú.

De acuerdo a documentación a la que tuvo acceso La República, su abogado, Graham Archer, pidió al juez federal Thomas Hixson que Toledo se mantenga con arresto domiciliario por diversos factores. Entre ellos, su estado de salud físico que fue citado como “en declive”.

“En julio sufrió una caída traumática y sufrió una compleja fractura del hombro derecho, que requirió una cirugía mayor y la sustitución de la articulación por una prótesis de titanio. Sigue necesitando un régimen cuidadosamente supervisado de tratamiento del dolor y fisioterapia para recuperar la función de su extremidad superior derecha”, sostuvo Archer.

Acorde a su terapeuta, señala el abogado, “el regreso a la prisión preventiva sería ‘extremadamente perjudicial’; y crearía un mayor riesgo de que su salud mental se deteriorara”.

En este sentido se precisó también que la esposa de Toledo, Eliane Karp, padece de “artrosis degenerativa de cadera” por lo que necesitará pronto una operación. “Durante el periodo de recuperación tras la operación, dependerá de la ayuda del Dr. Toledo, para realizar las actividades básicas de la vida diaria”, precisó el abogado.

La estrategia de defensa del acusado expresidente apunta también a los casos de COVID-19 en los centros de detención locales de EE.UU.: “En la cárcel de Santa Rita, sólo el 25% de los reclusos y el 53,6% del personal están totalmente vacunados. En las cárceles del condado de San Mateo (Maguire y Maple Street), hay actualmente 4 casos de COVID-19 (3 reclusos y 1 miembro del personal); ha habido un total de 148 casos positivos entre los reclusos y el personal de Salud Correccional”.

Investigación

Alejandro Toledo está acusado por el fiscal José Domingo Pérez a 20 años y medio de prisión por los delitos de colusión y lavado de activos. Según la investigación, Toledo recibió alrededor de US$34.3 millones de la constructora Odebrecht a cambio de adjudicarle la carretera Interoceánica Sur (tramos 2 y 3).

Este 21 de octubre, el juez Richard Concepción Carhuancho, cabe precisar, iniciará su control de acusación. Es decir, la etapa previa al juicio oral contra Toledo y otros empresarios involucrados. Asimismo, la justicia norteamericana tiene hasta este viernes 22 de octubre para presentar sus descargos ante el juez Thomas Hixson. Luego de ello, se decidirá si Toledo regresará o no a prisión.

Síguenos en Tik Tok:
@walacnoticiasLos milagros del Señor Cautivo de Ayabaca, son innumerables. Conoce uno de ellos aquí. ##fyp ##walacnoticias ##SeñorCautivo

♬ sonido original – Walac Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here