Tras la denuncia hecha por la  Procuradoría Especializada en Delitos de Corrupción contra el alcalde de Piura, Oscar Miranda Martino, por el presunto pago ilícito de 130 mil soles a un ciudadano colombiano para la ejecución de una obra, el burgomaestre se pronunció al respecto negando la veracidad de los hechos por los que se le acusan.

Hoy, durante una conferencia de prensa, el alcalde señaló de forma enfática que durante su gestión no permitió ningún tipo de injerencias políticas, ni de sus familiares, que pretendan beneficiarse con la ejecución de obras públicas.

La autoridad edil explicó que este tipo de denuncias no tiene argumento legal, pues el denunciante no muestra documentos, ni pruebas que confirmen las acusaciones que realiza, por el contrario aclaró que es un arma que están utilizando sus contrincantes políticos, con el fin de desestabilizar el gobierno municipal.

«Toda investigación tiene sus canales y el Ministerio Público examinará si existen elementos para hacer una acusación, pero lo demás son especulaciones. Se hablan de cosas vagas y se fabrican castillos. Esto sucede porque yo no permito injerencias y los que solicitan ciertos privilegios entonces hacen denuncias sin sustento, el pedido de vacancia, suspensión y otros», dijo el burgomaestre.

Además refirió que estas denuncias sin fundamento no solo atentan contra la estabilidad del gobierno edil, sino también podría perjudicar las inversiones privadas o acciones que pretenden realizar los diferentes ministerios del Gobierno Central.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here