Publicidad

El presidente de la Comisión de Fiscalización, Edgar Alarcón Tejada, reveló que se comunica con Antauro Humala, cada quince días. Además, que lo visitó tres semanas antes de difundir los audios de Karem Roca, sobre el caso “Richard Swing”. Así lo informó RPP.

Asimismo, el parlamentario dijo que, en su visita al penal Ancón II, no hablaron de los audios porque no sabían que existían.

“Se dice que Alarcón visitó a Antauro. Sí, fue en la semana de representación del mes pasado, cuando Arequipa todavía estaba en cuarentena. Allí fui al penal llevando 4 mil 500 mascarillas, para los presos. Visité a Antauro y conversamos de temas generales, de política, yo no he ido a decirle que me va a llegar un audio de acá tres semanas. No señores”, dijo.

También, negó que haya pedido permiso a Antauro Humala vía telefónica, para publicar los audios.

“Antauro me llama periódicamente, cuando digo periódicamente no es todos los días. Me llama cada 15 días. Antauro no sabía de la decisión que yo tomé a título personal”, explicó.

Sobre vacancia 

Por otro lado, Alarcón dijo también que no se siente frustrado porque la vacancia presidencia no prosperó. Además, negó que ese haya sido su objetivo al hacer públicos los audios. Aseguró que solo quería mostrar cómo actúa el presidente Martín Vizcarra.

Agregó que, si aparecen más audios del jefe de Estado, una nueva moción de vacancia presidencial sería competencia de todo el Congreso y no de él.

“Vacarlo o no vacarlo antes que llegue el 28 de julio es una decisión que tiene que tomar el Congreso en su conjunto, yo no tengo ningún interés personal, ni político desde mi bancada para vacar al presidente Martín Vizcarra”, acotó.

Fiscalización

Respecto al pedido del Frente Amplio para que deje la presidencia de la Comisión de Fiscalización del Congreso, dijo que no lo hará.

“No voy a renunciar, voy a esperar el debido proceso. No solo es el Frente Amplio, también el Partido Morado, por encargo del Ejecutivo, de sacarme de la comisión… me quieren dar el vuelto. Alarcón siempre fue incomodo al Gobierno, desde el caso Chinchero”, finalizó.